0

El actor Nacho Guerreros, conocido por su papel de Coque en la serie de televisión La que se avecina, ha visitado este viernes a Toñi Moreno en el programa Déjate querer, donde ha repasado su trayectoria profesional y ha sorprendido al revelar algunos de los trabajos que tuvo antes de triunfar como actor. Respecto a su papel en La que se avecina, Guerreros ha reconocido el cariño que le tiene a Coque, portero de Montepinar en la conocida serie, y se ha mostrado orgulloso de interpretar a ese personaje. «Yo con Coque estoy feliz de la vida, pero sí que es verdad que, a veces, personas que están dentro de nuestro mundo no te ven en otro personaje», ha admitido.

A pesar de ello, ha añadido, "aunque pudiera estar encasillado en ese personaje, estoy agradecido porque estoy trabajando de lo que me gusta, que es algo que no pueden decir el 80% de las personas que se dedican a esto. No podría quejarme, para nada", ha defendido. El programa ha aprovechado entonces para repasar en un vídeo su vida profesional, y el actor ha recordado cómo comenzó en el mundo de la interpretación, algo a lo que quería dedicarse desde pequeño. "Mi padre trabajaba en el campo, yo he tenido que trabajar con él muchas veces, me enseñó que todo trabajo tiene su recompensa, y me inculcó el trabajo desde muy joven", ha asegurado.

En este punto, la presentadora ha querido repasar algunos de los trabajos de Guerreros fuera de la interpretación. "¿En cuántos trabajos diferentes has tenido que trabajar antes de poder ganarte la vida como actor?«, le preguntó Toñi Moreno. »Trabajé como camarero, durante seis años estuve con personas con discapacidad, tuve mi propia empresa cinco años, era una tienda preciosa de decoración, una galería de arte... Y trabajé en un teléfono erótico«, ha confesado. La última ocupación ha sorprendido a Moreno: »¿Perdona?«, ha reaccionado. »Trabajé muy poco tiempo... Ya os podéis imaginar, era como una terapia, la gente llamaba, quería descargarse, y ahí estaba yo", ha explicado. En este sentido, el actor ha recordado una anécdota de aquella etapa: «Me llamó una vez una pareja que eran hermanos, un chico y una chica, y querían tener a la vez sexo telefónico conmigo. Yo no dije que no, soy muy trabajador», ha bromeado, antes de realizar una «simulación» de una llamada con Toñi Moreno.