Bill Gates.

3

Durante los dos últimos años, a medida que la información y los avances en la lucha contra el virus iban aumentando, el empresario Bill Gates se ha atrevido a pronosticar cuándo y cómo acabaremos con la pandemia de Covid-19. La ultima vez ha tenido lugar este mes de enero.

Apenas unas semanas después de lamentar que "justo cuando parecía que la vida volvería a la normalidad, podríamos estar entrando en la peor parte de la pandemia" con la llegada de ómicron, el cofundador de Microsoft ha vuelto a mostrarse optimista respecto al final del coronavirus tal y como la conocemos, según recoge La Vanguardia.

En un intercambio de 'tuits' con la profesora Devi Sridhar recogidos en su blog personal, Gates ha querido señalar uno de los aspectos positivos que la última ola de esta variante podría haber traído: "Ómicron creará mucha inmunidad al menos durante el próximo año", ha opinado.

"A medida que los países experimenten su ola de ómicron, los sistemas de salud se verán comprometidos", ha apuntado, por eso cree que tan pronto como la variante cruce las fronteras de una nación y contagie a gran parte de su población, "el resto del año deberíamos ver muchos menos casos, por lo que la Covid podría ser tratada más como una gripe estacional".

Respecto a la aparición de nuevas mutaciones del virus, el filántropo estadounidense cree que "una variante más transmisiva no es probable", aunque se muestra cauto porque durante 2021 hemos sido sorprendidos de nuevo con la aparición de ómicron en los últimos meses del año.

Cómo acabar con la covid

Gates, por otro lado, considera que el grueso de los casos graves que se registren en los centros hospitalarios "serán personas no vacunadas", y es en esta cuestión donde el estadounidense cree que está la clave para poner punto y final a la pandemia.

"La irrupción de Omicron ha sido un desafortunado recordatorio de que la única forma de eliminar la amenaza de la Covid-19 en un lugar es eliminarlo en todas partes", escribió recientemente en su blog, haciendo hincapié en que es esencial que tanto las vacunas como los nuevos tratamientos contra la enfermedad lleguen a todo el mundo.

Si no lo hacen, "salvarán vidas, pero no acelerarán realmente el final de la pandemia". Con el fin de continuar aportando su granito de arena para que todas estas innovaciones lleguen también a los países más pobres, ha reafirmado su compromiso con la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias, que tuvo un "papel invaluable en la pandemia de Covid-19 como uno de los líderes de COVAX", con una nueva inversión de 150 millones de dólares a través de la Fundación Gates.