El Papa Francisco durante el Angelus. | Vatican Media Handout

13

El Opus Dei pierde poder. El Papa Francisco hizo público el viernes un Motu Proprio (documento papal), titulado Ad charisma tuendum, mediante el que el pontífice degrada a la organización religiosa Opus Dei. La norma, que entrará en vigor el 4 de agosto, establece que ninguno de sus miembros podrá ser obispo. De esta forma, el Opus dejará de tener el enorme peso y la presencia en la estructura episcopal con la que contaba hasta ahora. Además, la organización deberá de presentar a la Santa Sede un informe anual «al dicasterio para el Clero un informe sobre el estado de la Prelatura y sobre el desarrollo de su labor apostólica».

El texto del Papa incita así al grupo a renovarse y rendir cuentas al Vaticano. Esta es la primera modificación tras 40 años, cuando Juan Pablo II constituyó la Prelatura del Opus Dei, un organismo indepeniente, con sus propias normas, del mismo modo que una diócesis -territorio al mando de un obispo-, pero sin vinculación geográfica. Ahora estará controlado directamente por el ministerio del Clero. En los últimos años el grupo religioso se ha visto sacudido con la revelación de escándalos de abusos y pederastia.

El apunte

El origen

El Opus Dei, en latín Obra de Dios, es una organización religiosa, fundada el 2 de octubre de 1928 por el sacerdote español Josemaría Escrivá de Balaguer, que fue declarado solemnemente como santo en 2002 por Juan pablo II. Fue, hasta la modificación introducida en 2022 por el Papa Francisco, como una prelatura personal, un organismo independiente, con normas propias.