Las mascarillas dejarán de ser obligatorias en los patios de los colegios de la Comunidad de Madrid a partir de este lunes, en los recreos y al aire libre, tal y como ha anunciado la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso. | Youtube: Europa Press

4

Las mascarillas dejarán de ser obligatorias en los centros educativos de la Comunidad de Madrid en los recreos y al aire libre a partir del próximo lunes 25 de octubre, según ha anunciado este jueves la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, en el pleno de la Asamblea de Madrid.

De esta forma, Madrid se convierte en la primera autonomía donde la mascarilla deja de ser obligatorio en los centros educativos durante los recreos, si bien Cataluña ya flexibilizó su uso en las escuelas pero solo en actividades al aire libre y respetando la distancia.

Hasta ahora las actividades deportivas al aire libre -en la hora de Educación Física- en los centros educativos se podían realizar sin mascarilla, siempre y cuando se hagan con la autorización y supervisión de los profesores responsables en ese momento del grupo de alumnos.

A partir del próximo lunes se eliminará la obligatoriedad del uso de la mascarilla en los patios escolare al aire libre, siempre que se pueda mantener la distancia de seguridad, según ha precisado posteriormente el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, durante el pleno de la Asamblea.

El Ministerio de Sanidad había replicado a Ayuso que la Comunidad de Madrid no puede decidir unilateralmente la retirada de la mascarilla en los patios de los colegios porque la ley en vigor desde el 29 de marzo establece el uso obligatorio en espacios al aire libre donde no sea posible mantener una distancia mínima de 1,5 metros.

Además, según la declaración de Actuaciones Coordinadas en Salud Pública frente a la covid-19 para centros educativos durante el curso 2021-2022, aprobada en conferencia sectorial entre Gobierno y comunidades, el uso de la mascarilla será obligatorio a partir de 6 años de edad con independencia del mantenimiento de la distancia interpersonal o la pertenencia a un grupo de convivencia estable.

Ayuso ha destacado que «una de las capitales más castigadas por la pandemia está saliendo de ella con más fuerza que nunca» por el «esfuerzo» de los madrileños para conseguirlo, en concreto, de los niños, una generación, ha dicho,"marcada» por la crisis sanitaria.

Por su parte, Escudero ha explicado que aunque la guía para la prevención del coronavirus en el ámbito educativo establece la obligatoriedad del uso de la mascarilla en este caso, la situación epidemiológica de la Comunidad de Madrid permite al Gobierno dar este paso.
Ha detallado que la incidencia acumulada en Madrid es a 14 días de 44,88 casos y de 20,7 a 7 días, además, se ha tenido en cuenta que hay menos de 400 pacientes ingresados en los hospitales y que casi el 90 % de la población diana (mayores de 12 años) cuentan con la pauta completa de la vacuna contra la covid.

En cualquier caso, ha argumentado que la justificación del uso de la mascarilla fuera de las aulas, pero dentro del recinto escolar, viene determinada por la imposibilidad de garantizar en todos los centros educativos, una distancia mínima de 1,5 metros entre el alumnado, salvo grupos de convivientes.

También ha detallado que esta misma guía establece también que no será recomendable el uso de mascarilla en los siguientes casos: menores de 3 años (contraindicado en menores de 2 años por riesgo de asfixia) y personas con dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de mascarilla.

Tampoco se recomienda su uso a las personas con discapacidad o con situación de dependencia que les impida ser autónomas para quitarse la mascarilla, personas que presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización o cuando se desarrollen actividades que dificulten o impidan la utilización de mascarillas.