La ministra de Sanidad, Carolina Darias durante la visita a un punto de vacunación en Placencia. | Efe

0

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha asegurado que, aunque sigue el aumento de contagios por covid en la última semana, se observa una ralentización del crecimiento de la transmisión y ha insistido en que hay que «adaptar a un nuevo sistema de vigilancia y control de la COVID una vez superada y nunca antes la sexta ola». Así lo ha dicho Darias, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo Interterritorial de Sanidad, al explicar que la variante ómicron es la prevalente en los contagios, con una menor gravedad, lo que esta cambiando la situación epidemiológica.

«Ante este cambio tenemos que ser capaces de anticipar nuevos escenarios y adaptar a un nuevo sistema de vigilancia y control de la COVID una vez superada la sexta ola y nunca antes», ha enfatizado Darias. Ha detallado que «este proceso de valoración» ya se ha abierto con los expertos de la ponencia de alertas y con los socios europeos «para manejar las mejores opciones y enfrentarnos a una pandemia que cada vez adquiere más características de endemia».

Con los datos del martes, ya que Sanidad aun no ha actualizado los correspondientes al miércoles, Darias ha calificado como elevada la incidencia acumulada de 3.042 casos, «tras diez semanas de incremento con especial énfasis a partir de la segunda semana de diciembre». Tras observar que la incidencia es desigual entre las comunidades, Darias ha señalado que la ocupación de los hospitales era ayer del 13 5 % y del 23 % en de las ucis, cifras que no superan lo observado en la tercera ola de esta pandemia hace un año, a pesar de que la transmisión es en este momento es tres veces superior y ha creado una sobrecarga en el sistema sanitario.