Colas para vacunarse contra la COVID en Barcelona. | Toni Oliver

0

La portavoz del Govern, Patrícia Plaja, ha anunciado este martes que la Generalitat ha decidido prorrogar todas las restricciones para hacer frente a la pandemia del coronavirus excepto el toque de queda nocturno, que decaerá la madrugada del jueves al viernes tras cuatro semanas de vigencia. Lo ha dicho en la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, en la que ha explicado se mantendrá la limitación de las reuniones sociales a un máximo de 10 personas, el cierre del ocio nocturno y el aforo restringido en la restauración, el comercio, la cultura y el deporte, entre otras. Sin embargo, ha destacado que a partir de ahora el Govern revisará semanalmente las restricciones en lugar de hacerlo cada 15 días para hacer una «monitorización más intensa» de la situación. Plaja ha defendido que esto es una muestra de que la voluntad del Govern es que las medidas no se alarguen más de lo necesario, sino que se decidirá eliminarlas «sin dilación y sin precipitación».

Asimismo, ha apuntado que probablemente la primera restricción que se retirará será la limitación de reuniones a diez personas, aunque ha advertido de que cuando se elimine seguramente se mantendrá como recomendación. También ha dicho que, aunque ha manifestado su preocupación por las elevadas cifras de ocupación en las UCIs, no se han cumplido las peores predicciones sobre este asunto y que el Govern no condicionará las restricciones a esta cuestión. La portavoz del Govern ha alertado de que las cifras de la pandemia no son buenas y que aún no se ha llegado al pico de la sexta ola porque que la mayoría de indicadores epidemiológicos «todavía no están bajando», aunque ha reivindicado que las vacunas y las medidas, junto a las características de la variante ómicron, están contribuyendo a que el porcentaje de casos graves sea menor pese al elevado número de positivos. Aunque ha señalado que los expertos y las previsiones dicen que es cuestión de días que se llegue al pico de la sexta ola, ha asegurado que cuando se llegue «al techo» tampoco se podrá considerar que la pandemia ha finalizado.

UTILIDAD DEL TOQUE DE QUEDA

Preguntada por si el toque de queda ha servido para combatir la pandemia y por qué se elimina ahora, ha defendido que sí que ha sido útil pero que el Govern considera que, teniendo en cuenta que es una medida que vulnera derechos fundamentales, ya se puede «prescindir» de ella. Ha argumentado que las medidas se deben adaptar en función de cómo avanza la crisis sanitaria y las características de cada variante: «No podemos permanecer inmóviles». También ha sostenido que al inicio de la sexta ola la variante òmicron convivió con la delta pero que a medida que ha avanzado se ha comprobado que la òmicron tiene consecuencias menos graves y que esto se debe tener en cuenta a la hora de decidir las restricciones. Además, Plaja ha lamentado que la sexta ola está impactando especialmente en las escuelas y los institutos, pero ha afirmado que «en ningún caso actúan como aceleradores diferentes del contagio», y que los protocolos se modificarán si es necesario. Sobre el trabajo del comité de expertos de la Conselleria de Justicia, responsable de estudiar la vulneración de derechos y libertades durante la pandemia, ha puesto en valor su trabajo pero ha dicho que no se había constituido nunca como órgano del Govern, que su actividad quedó paralizada después de las elecciones, y ha añadido que el Ejecutivo catalán analizará «qué continuidad se le da a este comité».