0

Una nueva borrasca, que ha sido bautizada como Celia, afectará durante los próximos días a prácticamente toda la Península y a los archipiélagos de Canarias y Baleares, con precipitaciones abundantes y en ocasiones barro, fuertes vientos y mala mar.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha informado de que tras el paso del último frente atlántico, que está afectando al este peninsular, se ha formado una nueva borrasca al suroeste de la Península que va a condicionar el tiempo durante los próximos días en toda España.

Durante este domingo, lunes y martes la borrasca permanecerá estacionaria al suroeste de la Península, ha informado la Aemet.

Las precipitaciones comenzarán afectando a Galicia, al extremo nordeste peninsular y, de forma ocasional, a Baleares y al sur de Andalucía, y para ir extendiéndose de sur a norte por la Península a lo largo de este lunes.

Esas lluvias serán generalizadas y, además, persistentes en el sur de los sistemas montañosos y en Cádiz y Málaga, provincias donde se esperan las mayores acumulaciones.

El martes las precipitaciones serán más dispersas y principalmente afectarán al sur peninsular, ha anunciado la Aemet, y ha señalado que tanto el lunes como el martes se esperan vientos fuertes del este en zonas de la mitad oriental peninsular y mal estado de la mar en el Mediterráneo.

El polvo de origen africano comenzará a penetrar en Baleares y en la Península el lunes, se extenderá rápidamente reduciendo la visibilidad y, en las zonas donde se produzcan precipitaciones acompañará esas lluvias de barro.

A partir del miércoles es probable que la borrasca comience a debilitarse a medida que se desplaza hacia el este, pero esa nueva localización podría favorecer la llegada de aire húmedo del Mediterráneo, que desplazaría a la masa africana más seca y con polvo en suspensión, dando lugar a precipitaciones abundantes en el área mediterránea peninsular y en Baleares, especialmente el miércoles, el jueves y el viernes.

La Aemet ha anunciado además que es probable que un nuevo frente atlántico afecte estos días al área cantábrica, produciendo también acumulaciones importantes de precipitación.

Se espera que la borrasca Celia también afecte a Canarias, al menos durante el lunes y el martes, con precipitaciones que serán persistentes en el norte de las islas e irán acompañadas de vientos del norte con rachas fuertes o muy fuertes y mala mar.

La Aemet ha subrayado que este tipo de situaciones suelen ir acompañadas de un alto grado de incertidumbre, ya que pequeñas variaciones en la posición de la borrasca pueden dar lugar a un cambio significativo en la distribución geográfica e intensidad de las precipitaciones.