A laboratory worker of AGES, Austrian Agency for Health and Food Safety, works on PCR testing analysis, amid the coronavirus disease (COVID-19) outbreak, in Vienna, Austria, October 6, 2020. REUTERS/Lisi Niesner HEALTH-CORONAVIRUS/AUSTRIA | LISI NIESNER

2

La curva epidemiológica de la COVID vuelve a crecer casi una semana después de levantarse el uso de las mascarillas en interiores, con un aumento de la incidencia acumulada entre los mayores de 60 años hasta los 608,1 casos (52,7 puntos más que el viernes) y 23.137 nuevas infecciones en este grupo de edad, lo que ha generado también incrementos en la presión asistencial.

Desde el último informe del Ministerio de Sanidad del viernes, la hospitalización en planta de enfermos con COVID ha pasado del 4,9 % al 5,2 %, mientras que en las unidades de cuidados intensivos (UCI) el aumento ha sido de tres décimas, desde el 3,7 al 4 %. Estos incrementos se deberían a la mayor interacción social durante la Semana Santa, la retirada el miércoles pasado de las mascarillas en interiores y eventos primaverales que se llevan a cabo en gran parte de los territorios de España.

El Ministerio de Sanidad ha registrado este martes, con datos aportados por las comunidades autónomas, 47.421 nuevos casos de coronavirus. En las pasadas dos semanas se ha registrado un total de 74.914 positivos en este grupo de edad. En cuanto a los fallecidos por COVID-19, se han notificado 319 más, de los cuales 213 se han registrado en la última semana. Esto hace que la cifra global de muertos por coronavirus en España se eleve a las 104.227 personas. Actualmente hay 6.455 pacientes ingresados por COVID-19 en toda España (frente a los 5.635 de hace una semana) y 364 en una UCI (se registraron 345 el martes pasado). La tasa de ocupación de camas ocupadas por coronavirus se sitúa en el 5,22 por ciento (frente al 4,59% del martes pasado) y en las UCI en el 4,05 por ciento (en comparación con el 3,84% de hace una semana).