Medina, en una imagen de archivo. | Efe

5

La herencia de 4,1 millones de euros que le corresponde a Luis Medina por parte de su abuela, María Victoria Eugenia Fernández de Córdoba, podría servir para levantar la imputación por alzamiento de bienes que recayó sobre él por vaciar presuntamente sus cuentas tras saberse investigado por estafa al Ayuntamiento de Madrid.

Son, concretamente, 4.119.095,81 euros los que el juzgado de primera instancia número 12 de Sevilla consideró que le correspondían a Luis Medina y al resto de nietos de la duquesa de Medinaceli, según la sentencia que dictó el pasado mes de diciembre y que aún no es firme al haber sido recurrida ante la Audiencia Provincial de Sevilla, indican a Efe fuentes jurídicas.

Aun así, los derechos hereditarios que esa resolución fija para el hijo del duque de Feria y de Naty Abascal son el centro de su estrategia para deshacerse el delito de alzamiento de bienes que le imputó el juez apenas unas semanas después de abrir la investigación por supuesta estafa al Ayuntamiento de Madrid en la compraventa de tres partidas de material sanitario de menor calidad que la prometida en la primera ola de la pandemia.

Y aunque por el momento ese alzamiento de bienes sigue pesando sobre él, dado que el juez ha rechazado levantarle la imputación, este mismo jueves sí que ha abierto la puerta a hacerlo en un futuro, cuando reciba información del procedimiento del citado juzgado de Sevilla que ha dirimido sobre la herencia.

En un auto, el titular del juzgado de instrucción número 47 de Madrid, Adolfo Carretero, ha especificado que la imputación por alzamiento de bienes es «meramente provisional» y que se podría «dejar sin efecto» cuando tenga información sobre los derechos hereditarios de Medina, que ofreció dicha herencia al juzgado para cubrir la fianza de 900.000 euros que le impuso.

El juez se ha dirigido por ello al juzgado de Sevilla para que informe sobre el procedimiento de la herencia y en concreto sobre la «cuantía», la sentencia que declara dichos derechos hereditarios y la parte que le corresponde al empresario. Dicha sentencia, favorable para los nietos de la aristócrata, condena a la Fundación Casa Ducal de Medinaceli -que es la que ha recurrido la resolución- a reintegrar a la masa hereditaria bienes suficientes para cubrir las cuotas legítimas de los nietos y bisnietos de María Eugenia Fernández de Córdoba.

Considera que los nietos tienen derecho a recibir cada uno una cuota del 12,5 % de la legítima de un tercio de la masa y los bisnietos un 4,17 %. Fuentes jurídicas precisan a Efe que aunque la sentencia no sea firme, se puede ejecutar provisionalmente, de forma que Luis Medina podría disponer de ese dinero.

El juez Carretero entiende que cuando los datos que ha solicitado consten en el procedimiento «se podrá dejar sin efecto la imputación de alzamiento de bienes por entender que no hay dolo de ocultación de su patrimonio e incluso por cumplimentada la fianza si cubriese la cantidad requerida». Sin embargo, el juez seguirá manteniendo los embargos que ya ha decretado por si la sentencia fuese revocada. Pero por el momento, Medina sigue imputado por alzamiento de bienes por «operaciones patrimoniales de salidas de dinero de sus cuentas» antes de «un proceso de previsible iniciación».