El candidato del PSOE a la presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Espadas, durante su comparecencia esta noche en un hotel de Sevilla para valorar los resultados de las elecciones. | Julio Muñoz

4

El PP ha logrado un resultado histórico en las elecciones andaluzas al lograr 58 escaños, tres más de los necesarios para la mayoría absoluta. Las reacciones no se han hecho esperar y ya hay la primera víctima: el líder de Ciudadanos, Juan Marín, ha anunciado su dimisión tras quedarse si representación en Andalucía; tenía 21 escaños. Las reacciones políticas a esta noche electoral no se han hecho esperar.

Juan Espadas admite que no han sabido movilizar al electorado de izquierdas

El candidato socialista a la Junta, Juan Espadas, ha asegurado este domingo que su partido no ha conseguido el objetivo de movilizar al electorado de izquierdas y se ha comprometido a trabajar desde mañana en recuperar la confianza de los andaluces. Espadas, que ha comparecido junto con toda la Ejecutiva socialista y no ha aceptado preguntas, ha felicitado al candidato del PP, Juanma Moreno, y ha afirmado que ejercerá una oposición «útil» para volver dentro de cuatro años al Gobierno de la Junta. «Vamos a hacer una oposición de Estado, contundente y eficaz para asegurar que también es democracia una oposición útil. Somo un partido democrático, los andaluces han hablado y respetamos los resultados», ha dicho. No obstante, ha criticado que la campaña ha sido «desigual y difícil», a lo que ha sumado que el candidato del PP y presidente, Juanma Moreno, ha utilizado la «maquinaria de propaganda» de la Junta para «condicionar» a los andaluces y construir un «relato que no se corresponde» con la Andalucía real.

A partir de ahora, Espadas ejercerá de jefe de la oposición en el Parlamento convencido de que el esfuerzo de la campaña y el trabajo que desarrolle el partido le llevará dentro de cuatro años a la Presidencia de la Junta. «El esfuerzo tendrá sus frutos y recuperaremos la confianza de los andaluces y el ejecutivo autonómico», ha apostillado. El candidato ha situado, al margen de la tarea de la oposición, su objetivo inmediato en trabajar para ganar la elecciones municipales de mayo del próximo año con el objetivo de llenarlas de alcaldes socialistas. «Estoy orgulloso de mi partido, de los militantes. Hay que saber perder y levantarse. Desde mañana en pie para recuperar la confianza de Andalucía», ha aseverado Espadas.

Olona reconoce que hubiese deseado «un resultado mejor»

La candidata de Vox a la Presidencia de la Junta, Macarena Olona, ha reconocido que hubiese deseado «un resultado mejor» que el obtenido -14 diputados, dos más que en 2018- pero ha destacado que lo que es «evidente» es que el partido ha crecido respecto a los últimos comicios, y ha advertido de que ha venido a Andalucía para quedarse porque así se lo debe a los casi 500.000 andaluces que la han votado. En una comparecencia en el cuartel general habilitado por Vox para seguir la noche electoral, Olona, junto al líder del partido, Santiago Abascal, se ha dirigido a los centenares de simpatizantes que se han acercado para darle las gracias por el resultado obtenido, y ha felicitado al candidato del PP, Juanma Moreno, de quien ha dicho que espera que sepa «aprovechar» la mayoría absoluta lograda.

Noticias relacionadas

Con el grito de fondo «Hay que votar a Vox, hay que votar a Vox», una sonriente Macarena Olona ha subido a la tarima arropada por la plana mayor del partido, y ha señalado que estas elecciones hay que verlas también «en clave nacional», por lo que los andaluces han dicho «no» a Pedro Sánchez y un no a «las políticas de ruina, de miseria que nos han traído los gobiernos socialistas a España y a Andalucía».

Nieto cree que la mayoría del PP «no es buen resultado» para Andalucía y afea la «desunión» de las izquierdas

La candidata de Por Andalucía a la Presidencia de la Junta, Inma Nieto, ha sostenido este domingo que «para Andalucía no es un buen resultado» la mayoría absoluta obtenida en las elecciones andaluzas por el PP-A y ha afeado la «desunión» de las izquierdas, considerando que ha derivado en un «destrozo electoral». Nieto ha sostenido que el poco tiempo para asentar la coalición, creada para esta cita electoral, también ha influido en que no superasen los cinco escaños. En una rueda de prensa en la sede de IU en Sevilla, donde ha seguido la noche electoral, y acompañada por la coordinadora de Más País en Andalucía, Esperanza Gómez y el candidato de Podemos en la coalición, Juan Antonio Delgado, todos con expresiones serias, Nieto ha sostenido que lamentan «mucho» la mayoría absoluta conseguida por Moreno. «Para Andalucía no es una buena noticia que la derecha tenga mayoría absoluta», ha remarcado.

Teresa Rodríguez celebra que Andalucía haya pinchado «el globo» de Vox

La líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, ha expresado hoy su satisfacción porque Andalucía haya «pinchado el globo de la extrema derecha» en estas elecciones autonómicas. «Vox ha pegado un macarenazo», ha señalado Teresa Rodríguez esta noche en la sede de su formación en Cádiz, en una comparecencia, en la que ha celebrado haber conseguido, con sus dos escaños, hacer «zarpar un barco», «germinar una semilla», «hacer nacer un espacio andalucista del siglo XXI». La líder de Adelante Andalucía ha tendido la mano al entendimiento con Por Andalucía «desde nuestra propia habitación, desde nuestro espacio», pero no ha escatimado palabras en criticar las consecuencias que ha tenido la división de la izquierda a la izquierda del PSOE. Si en el 2018 consiguieron juntos 17 escaños, en esta ocasión han logrado siete, cinco Por Andalucía y dos Adelante Andalucía.

«Diseñaron una operación que se llamaba 'arreglar lo del sur' desde Madrid para sacarnos de la vida política andaluza. Han puesto más esfuerzo en dejarnos fuera, sin recursos, sin voz y sin posibilidades, tanto en la última legislatura como en esta campaña electoral, que en enfrentar a la derecha y a la extrema derecha. Yo creo que hoy deben estar haciendo examen de conciencia», ha recriminado Teresa Rodríguez. La líder de Adelante Andalucía describía así como Podemos e IU expulsaron «con crueldad» en 2020 a ella y a otros diez diputados afines del grupo parlamentario que formaron juntos en las elecciones de 2018. «A partir de ahora se puede abrir un nuevo periodo en el que poder entendernos con el resto de la izquierda, desde nuestro propia habitación, desde nuestro propio espacio», ha asegurado.