Consejos para sobrevivir al frío si circulas en patinete eléctrico.

0

Los vehículos de movilidad personal se han convertido en uno de los protagonistas de la movilidad urbana este año gracias a sus múltiples ventajas y debido a la situación actual en la que es más importante que nunca mantener las distancias interpersonales.

Pero al igual que sucede con otros vehículos sin carrocería como las motos, utilizar patinetes eléctricos durante el invierno puede ser una ardua tarea en la que el frío sea una dificultad a salvar. Lo primero que hay que hacer para conducir nuestro VMP de manera segura durante el invierno es llevar la ropa adecuada.

Para ir protegidos, habrá que prestar atención a los puntos débiles como el cuello y la cabeza y las manos. Se recomienda utilizar guantes que cubran también la muñeca y queden por encima del abrigo y es importante que sean impermeables, por si llueve. Utilizar bolsas de plástico para cubrirlos de la lluvia es desaconsejable, ya que pueden ser resbaladizas y frenarnos a la hora de reaccionar a los mandos.

Es igualmente recomendable aunque no obligatorio el uso del casco, ya que protegerá la cabeza del viento, pero será más efectivo si se utiliza con un pasamontañas o braga polar que cubra el cuello, la cabeza y boca.

Por último, habrá que completar el conjunto con ropa adecuada aunque la circulación sea únicamente urbana y con elementes reflectantes. Antes de arrancar el patinete, habrá que asegurarse de que funcionan las luces: hay que ver y ser visible.

Durante el invierno, es habitual que se formen placas de hielo en algunas localidades más frías o en el caso de que haya llovido y el agua acumulada se haya congelado. Si circulamos en VMP y nos encontramos con un charco congelado, la mejor decisión será sortearlo. Nunca se debe pasar por encima de él a no ser que sea imposible desviar la trayectoria. Entonces, lo más importante será no variar la dirección del patinete para evitar resbalones y caídas.

También habrá que evitar los charcos, ya que pueden ocultar desperfectos del pavimento que provoquen un incidente y además pueden mojar componentes importantes del patinete.

Así mismo, se recomienda reducir la velocidad a la hora de circular, prestar especial atención al estado del pavimento y no circular por encima de elementos metálicos, tapas de alcantarilla y similares, que pueden ser especialmente resbaladizos.