0

Kiko Matamoros y Marta López se han convertido en los protagonistas del fin de semana en el mundo del corazón ante los rumores que apuntan a que podrían estar en crisis.

Este sábado, el colaborador del Deluxe se topaba en directo con la información de que el programa había descubierto que se habían dejado de seguir en las redes sociales.

Él mismo lo desmentía, aunque la expresión de su cara era desconcertante, por lo que empezaron a saltar todas las alarmas. Finalmente, lo confirmó y este domingo en Viva la vida ha asegurado que lo hizo intencionadamente.

Según una persona que no ha querido revelar su identidad informa a Socialité, Kiko se encontraría enfadado y decepcionado con su novia por algo que ha realizado en los últimos días.

Pese a que en un principio confesó que no quería entrar en el tema para no darle más vueltas ya que "todo estaba bien", este domingo ha terminado por confesar en Viva la vida que han tenido un "problemilla".

"Subió un vídeo a Instagram que a mí no me gustó que lo subiera porque siempre le digo que lo que suba mío, por favor, me lo enseñe antes. Lo hizo con buena intención y como una broma pero a mí me colocaba...", confesó.

A las imágenes a las que hacía referencia eran unas en las que el colaborador se encontraba bailando con Alejandra Rubio, en las que se podía apreciar la buena relación que mantienen.

Sin embargo, creyó que podría ser "malinterpretado" o entenderse como una "provocación" por la tensión existente entre Carmen Borrego con su sobrina y Terelu.