Representantes de Podemos (derecha), incluido un técnico, y de los partidos que forman el Govern (PSIB y MÉS) durante la reunión de este lunes, que superó las cinco horas. | M.À. Cañellas

0

Podemos activó este lunes, poco antes de la medianoche, un mecanismo interno de votación para decidir si este martes apoya en el Parlament alguna de las enmiendas que piden la retirada definitiva del impuesto turístico o ecotasa. Tanto el PP como Ciudadanos han presentado una enmienda a la totalidad al pleno de este martes.

Este lunes, después de una reunión de casi cinco horas entre los morados y los partidos del Govern (PSIB y MÉS), todo estaba en el aire. Tanto desde el PSOE como desde MÉS se argumentaba que no entendían cómo se ponía «en riesgo» la medida estrella del Govern del Pacte.

La representación de Podemos acudió a la reunión con un técnico que intentó explicar su método de análisis para el reparto territorial de los fondos de la ecotasa. Eso se dejó para el final. Lo primero que se desbloqueó fue la posibilidad de plantear consultas. Lo que fue imposible en la reunión fue llegar al compromiso de acordar una fórmula para un reparto con criterios de proporcionalidad. Hubo momentos de tensión, mensajes internos a través de las redes sociales y finalmente los tres negociadores se fueron.