Alberto Ruiz Gallardón, a su llegada a la EBAP este jueves. | P. Bota

El exalcalde de Madrid Alberto Ruiz Gallardón ha asegurado este jueves ante el tribunal que juzga el caso Nóos en Palma que el patronato de Madrid 2016 no fue informado de la existencia de un convenio con Iñaki Urdangarin ni de que percibiera una retribución por colaborar con la candidatura.

En su declaración como testigo, el que fuera presidente del patronato de la Fundación Madrid 2016 ha asegurado que Urdangarin colaboró con la candidatura, como lo hicieron otros miembros de la Familia Real, y ha afirmado: «En el patronato no sabíamos que había una retribución acordada con una fundación en la que participaba el señor Urdangarin».

Ruiz-Gallardón está citado como testigo a instancias de Manos Limpias, el sindicato que ejerce la acusación popular y que sostiene en solitario la imputación a la infanta Cristina, acusada junto a su marido y a otras 15 personas.

La Fundación Madrid 2016, participada por el Ayuntamiento de Madrid, pagó 114.000 euros entre 2007 y 2009 en concepto de donación a la Fundación Deporte Cultura e Integración Social (Fdcis), entidad creada por Urdangarin y su socio, Diego Torres, tras la salida del exduque de Palma del Instituto Nóos.

Noticias relacionadas

Contradicción

Gallardón contradice al expresidente de la Comunidad Valenciana Francisco Camps al negar que le solicitara que renunciase a organizar los Juegos Europeos en Valencia para no interferir en la candidatura olímpica Madrid 2020.

«No son acontecimientos que puedan competir o solaparse de ninguna manera», ha declarado Ruiz-Gallardón en contraste con la afirmación de Camps, que el pasado 15 de abril aseguró que el entonces alcalde de Madrid le llamó para pedirle que renunciara a los Juegos Europeos porque la capital iba a volver a competir por organizar los Juegos Olímpicos de 2020 tras perder los de 2016.

Camps aseguró ante el tribunal que había descartado los Juegos Europeos «por lealtad, por patriotismo y por españolidad», porque la prioridad debía ser para la capital del país.

«Recuerdo una conversación con el señor Camps en relación a si la realización de los Juegos Europeos podría afectar o no a la candidatura de Madrid 2016 (Camps se refirió a 2020) y concluimos que eran dos acontecimientos distintos y que por tanto no tenían porque interferir uno con otro», ha explicado el testigo.