Los ecologistas advierten de que la comunidad se encuentra en una «situación de emergencia» y consideran «urgente» tomar medidas. | P. Bergas

32

El GOB ha instado este lunes a los nuevos gobernantes de las instituciones públicas a limitar la presión humana en Balears mediante la reducción de plazas turísticas «con la formula 2x1», así como la disminución de la presión turística y la contaminación producida por los cruceros y aviones.

Esta es una de las conclusiones tras la junta directiva interinsular de la organización ecologista celebrada en Menorca y como consecuencia de las formación de nuevos gobiernos en las instituciones a raíz de las elecciones del 26 de mayo, ha informado la entidad en un comunicado.

Los ecologistas advierten de que la comunidad se encuentra en una «situación de emergencia» y consideran «urgente» tomar medidas.

Por otro lado, piden desclasificar territorios aptos para la construcción, principalmente aquellos que no tengan derechos urbanísticos consolidados, que limiten con o incluyan áreas Naturales de Especial Interés (ANEI), y los situados en primera línea del litoral.

Además abogan por establecer medidas para frenar la especulación urbanística y reclaman la aplicación de las normas de protección ambiental sobre la posidonia, reducción de residuos y transición energética. Exigen una «vigilancia efectiva» sobre el Decreto de la Posidonia.

Finalmente, instan a las instituciones a avanzar en la transición energética y la economía circular, a exigir que las nuevas construcciones tengan un «impacto nulo» en consumo de agua, energía y materiales constructivos; y destacan la necesidad de revisar el sistema fiscal con criterios ecológicos.