Francina Armengol. | ARCHIVO

8

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha querido lanzar este domingo un mensaje tranquilizador y ha asegurado que «el sistema sanitario de Baleares está preparado para asumir las puntas de contagio». «Tenemos muchísimas camas libres y capacidad de ampliación de las UCI», ha subrayado.

En una comparecencia pública tras participar en la reunión de los presidentes autonómicos con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, Armengol ha insistido en que el ejecutivo autonómico está en condiciones de «asumir los retos» que supondrá el incremento de casos de COVID-19 que se prevé para la próxima semana en las islas, donde hasta este domindo se contabilizan 331 infectados y 9 fallecidos.

La presidenta balear ha explicado que una de sus demandas al Gobierno central ha sido que se agilice la entrega de material sanitario y de equipos de protección tanto para quienes trabajan en hospitales y centros de salud como para los profesionales de servicios sociales que atienden a personas muy vulnerables como ancianos y discapacitados.

Armengol, que ha confirmado que «aún no han llegado» los test rápidos que permitirán hacer pruebas a personas con síntomas leves que podrían estar contagiadas, ha señalado que la Comunidad está adquiriendo por su cuenta material como respiradores, mascarillas y pruebas diagnósticas ya que el Gobierno ha autorizado compras autónomas pese a haber centralizado el aprovisionamiento y suministro.

Además ha enviado un mensaje de condolencias a las familias de los nueve fallecidos en Baleares.

Seguirá ampliación