Un agente de la Policía Nacional, durante uno de los controles de tráfico que se realizan en Palma.

4

Casi 3.000 denuncias y 18 detenciones en Baleares. Este es el balance de los primeros 12 días del estado de alarma, que se ha aprobado en España para hacer frente a la pandemia del coronavirus.

La mayoría de las sanciones impuestas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en coordinación con las policías locales, están motivadas porque hay personas que circulan por a vía pública sin una causa autorizada. Además, previamente han sido advertidos de que serían sancionados y no han hecho caso.

En el caso de las detenciones, la causa ha sido la desobediencia a la autoridad por incumplir el confinamiento al que obliga el estado de alarma, que sólo autoriza algunas salidas, tales como acudir al trabajo o a comprar alimentos.

Cabe recordar que los incumplimientos del estado de alarma pueden suponer multas que va desde los 600 a los 30.000 euros.