Recepción del hotel Riu Concordia, uno de los tres que se abrirán en la Playa de Palma.

7

Los casi 11.000 turistas que llegarán a Balears en los próximos 15 días tendrán que pagar la ecotasa, que va de dos a cuatro euros, por cada día que pasen en el hotel. El Govern asegura que el impuesto sigue en vigor, por lo que las personas alojadas en los hoteles deberán pagar. «La ecotasa sigue en vigor y se debe pagar», asegura un portavoz del Ejecutivo.

Dado que la estancia mínima fijada en el plan piloto es de cinco noches, los turistas pagarán entre 10 y 20 euros adicionales por sus vacaciones en la Isla, que les costarán entre 600 y 1.000 euros.

Los cambios

La ecotasa sigue en vigor y eso es un problema, no para los turistas que llegan, sino para los hoteleros que no la cobran pero la tenían que pagar a través del sistema de módulos. Durante los meses que no ha habido turistas en los hoteles, no se ha cobrado la ecotasa, pero el sistema de módulos funciona según una estimación hecha en función de la recaudación del año anterior.

Para evitar este descuadre, el Govern aprovechó el decreto de medidas urgentes en materia económica para introducir modificaciones en el sistema de módulos para que no se pague un impuesto que durante estos meses no se ha cobrado a los turistas.

El Govern optó por esta solución a pesar de que desde la oposición y desde el sector empresarial se ha pedido que se congele la ecotasa. Todos los partidos de la oposición han pedido al Govern en el Parlament que este año no se cobre el impuesto ya que consideran que desincentivará la llegada de turistas.

Menos competitivos

Los empresarios entienden que el pago de este tributo en las islas supone una pérdida de competitividad para los alojamientos de las Islas con respecto a otros destinos donde no se paga el tributo. En cualquier caso, el pago de la ecotasa no parece que haya desincentivado por ahora a los turistas alemanes del plan piloto, que han llenado los dos hoteles abiertos en Palma en los primeros días de apertura.

El Govern preveía unos ingresos de más de 120 millones de euros con cargo a la ecotasa, pero la cifra final será muy inferior a la prevista. Simultáneamente, en el mismo decreto de medidas urgentes se establece que el dinero ingresado durante este año no tenga carácter finalista y se destine a resolver problemas surgidos por la COVID-19.

El plan piloto no es recíproco: no se puede ir a Alemania

El plan piloto no prevé reciprocidad en los viajes de forma que los residentes en las Islas no podrán viajar a Alemania.

El país germano mantendrá el cierre de fronteras en principio hasta el día 21, fecha en la que acaba el estado de alarma y en la que se supone que se abrirán de nuevo las conexiones con el resto de Europa y además sin cuarentena.