La Policía Nacional ha procedido a la detención del supercontagiador en Manacor

Supercontagiador detenido. La Policía Nacional ha detenido en Manacor a un enfermo de Covid que contagió a 22 personas de su entorno familiar, laboral y lúdico porque no adoptó las precauciones necesarias pese a saber que era positivo en coronavirus.

Se trata del primer caso de estas características registrado en Mallorca desde que comenzó la pandemia, el año pasado. El acusado, que es español pero de origen caribeño, trabaja en un local donde se venden alimentos de cara al público y a pesar de que en el mes de marzo se hizo una prueba pcr que detectó que estaba enfermo, no lo comunicó a sus compañeros y siguió trabajando como si tal cosa.

Noticias relacionadas

Los otros empleados fueron cayendo enfermos uno a uno, con el consiguiente perjuicio económico para el negocio. Después, también pasó el virus a su entorno familiar, entre ellos un bebé. Y, finalmente, acudió a un gimnasio próximo a su casa, donde también se detectaron casos de coronavirus debido a su imprudencia.

Hace unos días, la Policía Nacional fue alertada de que un gran número de personas que habían estado en contacto con este supercontagiador habían enfermado y los agentes descubrieron que no se trataba de un mero accidente, sino que el hombre era plenamente consciente de que estaba poniendo en riesgo a otras personas, relacionándose con ellas. Y que no se puso en cuarentena cuando debía hacerlo. Las fuentes policiales consultadas han indicado que, afortunadamente, ninguno de los 22 contagiados presentaba un cuadro médico preocupante, «pero puso en riesgo muchas vidas y podría haber ocurrido un desenlace fatal». La acusación que pesa sobre él es la de un delito de lesiones, ya que las víctimas tuvieron que guardar reposo y estar en cuarentena porque él decidió ocultar que había dado positivo en el test.