Faro de la Isla del Aire visto desde Cala Biniancolla, en el municipio de Sant Lluís, al sur de Menorca durante una fuerte tormenta. | Efe

1

El Govern abrirá «en las próximas semanas» una nueva línea de ayudas para fomentar proyectos de adaptación al cambio climático por valor de 300.000 euros que irán dirigidas a los ayuntamientos de menos de 100.000 habitantes --todos menos Palma--, por ser «las entidades más cercanas al territorio y las que conocen mejor la realidad».

Así lo ha explicado en rueda de prensa este miércoles el vicepresidente del Govern y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, quien ha destacado que son las primeras ayudas que impulsa Baleares en el eje de la adaptación al cambio climático.

Yllanes ha advertido también que, «durante el último año, los efectos del cambio climático no solo no han parado, sino que cada vez se han acelerado más», y ha puesto de ejemplo al temporal Filomena o las temperaturas repentinamente altas en época de invierno.

En este sentido, las costas de Baleares son «especialmente vulnerables, debido a la subida del nivel del mar y su ubicación en la cuenca mediterránea», por lo que «hay que aprovechar todos los recursos disponibles para proporcionar herramientas de mitigación, adaptación, predicción y diagnóstico frente al cambio climático», ha añadido.

Por su parte, el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, ha insistido en que «todavía se está a tiempo de mitigar estos efectos si se actúa con responsabilidad y con capacidad de adaptación a los efectos que ya se están viviendo y que en las próximas décadas se acentuarán».

Calendario y tipo de proyectos

El plazo para presentar las solicitudes se abrirá siete días después de su publicación y estará disponible hasta el 15 de enero de 2022. Asimismo, la fecha límite para resolver las solicitudes será el 15 de abril del año que viene.

Posteriormente, habrá que realizar un informe de seguimiento, que se debe presentar antes del 31 de marzo de 2023 y, finalmente, se procederá a la justificación del mismo, cuyo plazo estará disponible hasta el 1 de julio de 2024.

Se subvencionarán todas las acciones llevadas a cabo entre enero de 2022 y hasta el 15 de mayo de 2024. Estas pueden de dos tipos: ejecución de proyectos piloto de carácter innovador o redacción de un informe y/o proyecto de una actuación.

En el primero de los casos, el importe máximo de la ayuda será de 90.000 euros y, en el segundo, de 25.000.

Con todo, los proyectos que se presenten tendrán que estar dirigidos a la prevención de riesgos asociados al cambio climático en espacios urbanos y periurbanos, la apertura de refugios climáticos o a mitigar los efectos de las olas de calor urbanas, «plantando árboles en espacios vacíos o cambiando el pavimento de asfalto por otro», ha ejemplificado el vicepresidente.

Estos fondos se enmarcan en la línea de subvenciones previstas en el Plan de Impulso del Medio Ambiente (PIMA). Asimismo, será la Dirección General de Energía y Cambio Climático la que coordine el desarrollo de las subvenciones.