Homenaje a la víctimas del franquismo y a sus familiares, este viernes en Palma

34

Decenas de voces, en representación de centenares de familiares de 124 personas represaliadas por el franquismo , y    también el eco y reflejo de sus historias y sus sentimientos –que se evidenciaban en miradas de emoción y complicidad que se iluminaban por encima de las    mascarillas que impone la covid–    se adueñaron la noche de este viernes del espacio del auditoirio principal del palacio de congresos de Palma durante el primer acto institucional de estas características y al que asistieron algo más de 500 personas.

Con motivo de la celebración del Día del recuerdo y reivindicación de los valores democráticos y la lucha por la libertad que quedó instaurado para cada 29 de octubre con la aprobación de la Llei de memòria y reconeixements democràtics, se rindió tributo a la víctimas del franquismo y a sus familiares.   

Formalmente, lo que se hacía este viernes era entregar unos certificados que acreditaban que 124 hombres y mujeres    habían sido víctimas de la represión franquista. Algunas fueron asesinadas y otras detenidas y desparecidas para siempre. Algunos cuerpos han sido localizados pero otros    no.      Acudieron representantes de todos los partidos, salvo Vox.

El mensaje de Oliver

Sus nombres fueron leídos uno a uno mientras sus familiares, en grupos de diez, los recogían sobre el escenario. Son certificados que van firmados por la presidenta del Govern, Francina Armengol, y por el vicepresidente Juan Pedro Yllanes ya que de su departamento depende el área de Memòria Democràtica.

Yllanes fue el primero en pedir perdón en nombre del Govern. «Pido perdón y disculpas    en nombre del Govern porque llegamos tarde a esta reparación», dijo provocando el primero de los aplausos que acompañaron las intervenciones. En la misma línea fue la presidenta balear, que cerró el acto y afirmó que, posiblemente, ese era unos de los días más emocionantes desde que ocupa la presidencia.    Pero fue la presidenta de Memória Democràtica de Mallorca, Maria Antonia Oliver quien se llevó el mayor aplauso.

«Yo sé que os lo hicieron pasar muy mal y os obligaron a callar y olvidar. Pero eso no es posible y por eso estáis aquí.; estaís, estamos, aquí en nombre de quienes nunca imaginaron un acto así».

Lorenzo Nuevo y dos vinculados a Menorca, entre los homenajeados

Lorenzo Nuevo Martí es la única víctima del franquismo nacida en Menorca que fue homenajeada ayer en el Día del Recuerdo promovido por el Govern. Nuevo Martí, zapatero nacido en Maó en 1885, fue sargento del ejército republicano y quedó preso en el cuartel de Ingenieros de Es Castell. Posteriormente fue trasladado al campo de concentración de Son Catlar, en Mallorca, y murió el 6 de febrero de 1940 en el campo de concentración de Illetes.

Las otras dos víctimas que este viernes formaron parte de los 124 homenajeados y que tuvieron relación con Menorca fueron Manuel Pérez Salas yJosep Marí Cardona. El primero era argentino residente en Pollença de donde huyó a Menorca. Fue capturado tras la capitulación de la Isla, juzgado y sentenciado a muerte el 26 de octubre de 1939, en Maó, a los 29 años. Por último, Marí Cardona, nacido en Eivissa en 1918, fue miliciano en la Guerra y destinado a Menorca donde defendió el destacamento de Cala Galdana. Se casó con una menorquina, Juanita, de S’Hort de Binissaida. Fue juzgado y fusilado en la Mola el 1 de abril de 1939.