Las que más reacciones han causado han sido las dosis de Pfizer. | Efe

7

Un dato vale más que mil palabras poco fundadas. ¿Cuántas vacunas en Balears han causado reacción a las personas que se las han inyectado? La cifra en frío da que pensar e invita a aquellos más reacios a confiar un poco más en la ciencia. De los casi dos millones de vacunas contra el coronavirus que se han administrado en las Islas a fecha del 3 de enero, a principios de la primera semana del primer mes de 2022, se han notificado 3.461 efectos adversos en el archipiélago después de la administración de las dosis.

Según los datos que maneja Salut desde el arranque de la dispensación de vacunas contra la COVID en Balears la inmensa mayoría de las reacciones, en una proporción del noventa por ciento, han sido leves. «Estos casos suelen abarcar el dolor en el brazo donde se ha aplicado el pinchazo, fiebre, malestar, etc., mientras que por efectos graves se consideran los síntomas que tardan más de tres días en desaparecer, o cuando se requiere de atención médica y se apareja de desmayos o arritmias», entre otros.

Estos datos muestran que solo un 10 % de las reacciones adversas a las dosis de vacunación son consideradas por las autoridades sanitarias de Balears como reacciones graves; esto son unos 350 efectos preocupantes detectados y referidos por el sistema sanitario de las Islas entre las 1.942.793 dosis aplicadas a ciudadanos hasta el 3 de enero.

Por tipos de vacunas, las que más reacciones han causado han sido las dosis de Pfizer, que han arrojado 1.743 efectos, seguidas de AstraZeneca (861), Moderna (770), Janssen (83) y otros (4). En todo caso, el Govern recalca que hay que dejar claro que el hecho de que se notifique un efecto adverso después de la administración de la vacuna no significa necesariamente que esté relacionado directamente con la misma.