Las cosas no se hacen siguiendo exactamente los mismos protocolos que en otros momentos de la pandemia de COVID. | Reuters

1

La actual explosión de contagios de coronavirus en Balears, apoyada por la irrupción de la variante ómicron, ha traído consigo nuevas formas de luchar contra la enfermedad. Las cosas no se hacen siguiendo exactamente los mismos protocolos que en otros momentos de la pandemia de COVID y los propios ciudadanos se topan con situaciones que no acaban de entender.

Algunos sienten una suerte de extrañeza cuando, citados para realizarse una prueba de detección de infección activa, se les practica un test de antígenos cuando durante toda la pandemia habían escuchado que a los sospechosos de estar contagiados se les realizaban PCR. Algunos resultados de test de antígenos se notifican casi un día después de realizarse, y eso que siempre se sabía el 'veredicto' poco tiempo después de practicarse la toma de muestra y el análisis como tal. Qué está pasando, se preguntan muchos usuarios de la sanidad balear.

Trasladadas a la Conselleria de Salut las dudas más frecuentes de los ciudadanos en cuanto a los protocolos que rigen la dispensación de las pruebas de detección de infección de coronavirus activa en las Islas, fuentes del mencionado departamento explican que, «en principio cuando existe sintomatología lo más probable es que se haga antígenos. Si son asintomáticos se valora realizar PCR», sin perjuicio que en casos donde aparentemente es poco probable el contagio se realicen antígenos a personas sin síntomas compatibles con el COVID, incluso en el caso de menores.

Ahora bien, existen más matices. Si se produce una punta de demanda de pruebas diagnósticas, como los días que vivimos actualmente, el protocolo marca que se podrán hacer antígenos para agilizar la realización de pruebas y los resultados a los contactos estrechos sin síntomas, especialmente en el caso de aquellas personas que no son consideradas especialmente vulnerables.

El Govern precisa que el resultado de la prueba de antígenos se comunica a los 15 minutos de practicarse a menos que haya alguna circunstancia que no permita a las personas esperar el resultado. Un ejemplo de esto sería una gran aglomeración de personas en el centro donde se practican estas pruebas. En tal caso se comunica el resultado de la prueba mediante SMS. «Si tardan 24 horas habitualmente es porque se ha hecho PCR y es lo que se tarda en obtener el resultado», sentencian en la Conselleria de Salut.