Un análisis de muestras. | Pere Bota

9

El laboratorio de Microbiología de Son Espases confirma que el 10 % de los contagios registrados en las Islas ya corresponden a la subvariante sigilosa de ómicron (BA.2) que, según los expertos, ya habría desplazado por completo a la original, BA.1 en Sudáfrica, y cuya presencia sería mayoritaria desde hace tiempo en países como Dinamarca, en la Unión Europea.

La cepa delta del SARS-CoV-2 apenas se encontró en el 1 % de los casos secuenciados por el laboratorio mientras que el 89 % restante corresponde a la ómicron original, responsable del grueso de contagios de la sexta ola que, aunque es la que más se transmite, es también la variante más leve del virus entre las identificadas hasta la fecha. Ahora gana terreno la subcepa de esta variante, llamada sigilosa porque podría ser más indetectable en los test diagnósticos simples como son los de antígenos.