Podemos cree que la obligación de instalar camas elevables no es suficiente y pide un estudio de las cargas de trabajo de las kellys.    | Jaume Morey

Los partidos de izquierda preparan cambios en la polémica ley turística una vez que el Parlament apruebe este jueves el decreto de convalidación y comience su tramitación como proyecto de ley. Parte del acuerdo alcanzado en su día por los partidos del Pacte para poder aprobar la ley es la presentación de una serie de enmiendas que modificarán el texto.

Hay acuerdo para no tocar una de las partes sustanciales del documento que llegará al Parlament, la moratoria de plazas y la obligación de que los hoteles reduzcan el número de camas si quieren hacer obras de ampliación. Sin embargo, Més propondrá una enmienda que provocaría más eliminación de plazas: quieren rebajar de 16 a 12 años la edad para alojarse con los padres en la misma habitación.

Reducción indirecta de plazas

Esa era la edad establecida antes de la pandemia, pero la ley de medidas urgentes aprobada en los peores momentos de la crisis subió la edad a los 16 años. La medida ya fue polémica en su momento porque suponía un aumento de plazas ‘de facto’ y por eso ahora pide que se suprima, aunque sobre este aspecto no hay acuerdo entre PSIB, Podemos y Més. Los ecosoberanistas también quieren reforzar la circularidad turística en materia de producto local para que sume puntos a la hora de conseguir una subida de categoría de los hoteles. No quieren que sea una obligación porque legalmente es muy complicado, pero sí defiende que la presencia de producto local puntúe para obtener más estrellas.

Las enmiendas que prepara Podemos tienen que ver con mejoras en las condiciones laborales de los trabajadores del sector. El partido morado considera insuficiente la obligación de instalar camas elevables para las kelly y considera que la ley debe ir más allá y obligar a las empresas a realizar un estudio de cargas de trabajo. Creen que las cargas son excesivas y aseguran que es preciso que la ley deba apostar por ajustes en esta materia. En esta medida también hay acuerdo parcial entre los partidos.

Los ‘beach clubs’

Podemos quiere además que la Ley Turística modifique la regulación sobre los ‘beach clubs’ porque generan molestias a los vecinos. El partido morado señala que es una de las reivindicaciones del partido en Eivissa. Tanto Podemos como Més tienen previsto presentar más propuestas de modificación al texto inicial. El decreto ley está en vigor desde que lo aprobó el Consell de Govern pero para que siga vigente debe ser convalidado por el Parlament, que es lo que se hará mañana con los votos de la izquierda. En esta ocasión se tramitará después como si fuera un proyecto de ley con la presentación de enmiendas y es en esta fase donde la izquierda ha pactado los cambios.

El apunte

Negueruela: «Hay que buscar alguna mejora»

«Hay que buscar alguna mejora en el Parlament cuando se tramite, pero el acuerdo es muy amplio». Son las palabras del conseller de Model Econòmic, Iago Negueruela, tras el Consell de Govern del pasado lunes cuando se le preguntó por la tramitación parlamentaria del decreto ley. Negueruela insistió en que la norma está pactada en sus tres cuartas partes, pero dejó abierta la opción a introducir alguna modificación. Eso es lo que se ha pactado con los socios de Govern, pero tampoco se descarta que se pueda aceptar alguna propuesta de otro partido.

El apunte

Advertencias a los hoteles por fraudes en las reservas

Las recomendaciones del Instituto Nacional de Ciberseguridad también se dirigen a los hoteles para que eviten falsas reservas. En la mayoría de casos los sistemas de estos establecimientos hoteleros ya detectan posibles tarjetas falsas, por lo que los engaños más frecuentes se producen a través de ‘ingeniería social’ mediante el correo electrónico o con tarjetas sin fondos que se anulan después de haber efectuado  el pago y con el cliente lejos.