Iago Negueruela y Josep Melià han escenificado este martes el acuerdo. | Jaume Morey

1

Los partidos del Pacte han cerrado un acuerdo con el PI para que los hoteles obsoletos se puedan convertir en viviendas con la condición de que el 50 % de los pisos sea VPO. El acuerdo también establece que parcelas de uso turístico puedan convertirse en suelo para construir viviendas, residencias de la tercera edad o edificios de oficinas. Las plazas hoteleras que se reconviertan por este sistema deberán cumplir la norma del 2x1, lo que implica que la mitad desaparecerá. El pacto establece garantías con mecanismos para los trabajadores de los hoteles que se reconviertan. Esta era una de las grandes preocupaciones de los sindicatos para dar su apoyo al cambio de uso de los hoteles o de las parcelas turísticas ante el temor a que implicara la pérdida de puestos de trabajo.

Otro de los acuerdos alcanzados con el PI afecta a la ampliación de los hoteles. La norma que se está tramitando en el Parlament establece que los hoteles que se modernicen pueden ampliar sus instalaciones un 15 % siempre que, en paralelo, reduzcan un 5 % el número de plazas. El acuerdo con PI modula esta exigencia, de forma que los hoteles más pequeños quedan exonerados de la reducción de plazas y el resto lo hará de forma proporcional a su ampliación. También hay modificaciones con respecto a la obligación general de que todas las camas de los establecimientos hoteleros sean elevables.

Encuentro este martes entre hoteleros, el Pi y el Govern.
Noticias relacionadas

El PI había pedido que los agroturismos, dada su singularidad, no tuvieran que acogerse a esta medida, pero finalmente se ha llegado a un término medio y los establecimientos hoteleros que estén en edificios declarados Bien de Interés Cultural no estarán obligados a tener camas elevables. El acuerdo con el PI se suma al que ya han llegado los partidos del Pacte para el decrecimiento de plazas hoteleras. Cuando se trate de plazas que se han comprado entre particulares, desaparecerá una plaza por cada dos que se compren, pero esta medida no se empezará a implantar hasta que no finalice la moratoria, previsiblemente en el plazo de cuatro años.

Además hay acuerdo para que al menos el 3 % de lo que se consuma en los establecimientos hoteleros sea consumo local ya para que los hoteles instalen al menos un plaza de recarga de coches eléctricos por cada diez plazas de aparcamiento, con algunos matices en los agroturismos. Estas eran dos enmiendas presentadas por Podemos. El acuerdo entre los miembros del Pacte y el PI se presenta esta mañana en el Parlament con una representación de la Federación Hotelera de Mallorca, que también ha participado en las negociaciones entre los partidos.