Oposiciones para una minoría. La mayoría de los trabajadores interinos que optan al proceso de estabilización de unas 10.000 plazas no tendrán que pasar por una oposición. | Pere Bota

92

Los trabajadores públicos del Govern que pasen por el proceso de estabilización de sus plazas dispondrán de dos años de tiempo para acreditar el nivel de conocimiento de catalán que se exige en su puesto. Eso implica que cabe la posibilidad de que haya trabajadores públicos que consoliden su puesto sin tener el conocimiento de catalán que se les exige. Fuentes de la Conselleria de Funció Pública detallaron que, si durante ese periodo, el funcionario no puede acreditar el conocimiento del catalán, perderá la plaza ganada en el proceso de estabilización.

Esta circunstancia supone una enorme diferencia con respecto a la modificación de una parte de la Llei de Funció Pública, que fue anulada por el Tribunal Supremo. La ley balear exoneró al colectivo sanitario del conocimiento del catalán en las oposiciones y les daba dos años de plazo para conseguir el título. En caso de que no lo lograran, mantenían la plaza, pero se les ‘castigaba’ con la pérdida de una serie de mejoras económicas, como el pago de la carrera profesional. El Supremo anuló esta exención y, desde entonces, todo el colectivo sanitario debe demostrar que posee la titulación de catalán correspondiente.

Acuerdos sindicales

El portavoz del Govern, Iago Negueruela, aseguró que los acuerdos alcanzados con la inmensa mayoría de las organizaciones sindicales establecen esta exoneración transitoria hasta que los interinos demuestren que poseen en el certificado de conocimientos. Negueruela precisó, además, que el proceso de estabilización responde a una exigencia en toda Europa después de una sentencia contra los estados por el uso abusivo de la contratación de interinos. El coordinador de Més, Lluís Apesteguia, señaló este lunes que desconocía que el proceso de estabilización de las más de 10.000 plazas ocupadas por interinos incluía esas exenciones sobre el conocimiento de catalán.

Unos centenares

El líder de la formación ecosoberanista aseguró que esta exclusión afectará a unos centenares de interinos, pero valoró el hecho de que, pasado este plazo, se les exija la certificación del catalán o perderán la plaza conseguida en el proceso de estabilización. «Gente que hace años que está en la administración sin certificado ahora lo deberá hacer en menos de dos años», aseguró Apesteguia en su cuenta de Twitter. El líder de Més trató de rebajar la polémica generada y consideró que es «una buena noticia» que, en el acceso a estas plazas, se exija los requisitos mínimos para ocupar la plaza.