Palacio de Marivent. | Julián Aguirre

25

El sindicato educativo STEI Intersindical ha anunciado que no asistirá a la invitación de la Casa Real en el Palau de Marivent y reclama que la propiedad deje de ser un «fortín privado de los Borbones». Por ello, la entidad ha reclamado en un comunicado que sea devuelto a la ciudadanía de Balears.

El palacio, que era del pintor Ioanes Saridakis, fue cedido por su familia a la Diputación Provincial con la idea de que se convirtiera en un museo gratuito para toda la ciudadanía, y que la colección de 1.300 obras y más de 2.000 libros fueran accesibles, según ha recordado el STEI.

«Esta voluntad fue traicionada cuando las autoridades isleñas cedieron el inmueble a la familia real ante el hecho de que a principio de los años setenta los príncipes Joan Carlos I y Sofía veraneaban en hoteles de Mallorca», han insistido.

Por todo esto, ningún representante del STEI irá a la recepción que los reyes ofrecen el jueves a las 21 horas en el palacio, como «si se tratara de un encuentro con sus súbditos», según han dicho desde el sindicato.

Aunque en un primer momento se había informado de que la tradicional recepción de los Reyes se iba a celebrar en el Castell de Bellver, finalmente tendrá lugar en Marivent. De este modo la Casa Real abre por primera vez el palacio a la sociedad civil, empresarial, institucional, religiosa y cultural el próximo jueves 4 de agosto.