Los bonos interislas tienen un impacto económico positivo en la oferta comercial, en la restauración y en el alojamiento turístico en Menorca, Ibiza y Formentera. | Alfredo Montero Mayans

24

El Govern ha decidido aplazar la convocatoria de los bonos turísticos interislas para residentes para otoño por la elevada ocupación hotelera que se registra en Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera, según ha confirmado la Agencia de Estrategia Turística de las Illes Balears (AETIB). La comercialización de estos bonos debería haber comenzado a finales de julio, pero se ha optado por su paralización temporal. El director de la AETIB, Xisco Mateu, puntualiza que «se aplaza la decisión hasta que los niveles de ocupación hotelera bajen, ya que lanzar una campaña promocional de bonos con precios tan altos en los hoteles no es lógico y, encima ahora que están casi al completo. Vamos a esperar a que cambie la situación y será entonces cuando se iniciará su promoción».

En principio, la segunda fase de los bonos turísticos interislas tenía que comenzar el próximo 1 de septiembre y prolongarse hasta el 15 de noviembre, tal y como el Govern había anunciado a las agencias de viajes englobadas en la patronal Aviba que colaboran en este proyecto. La primera fase, que tuvo lugar en junio pasado, fue un éxito absoluto. Los 2.000 bonos a la venta se agotaron en cuatro horas y el desembolso de la AETIB fue de 200.000 euros. El problema radica en que en la segunda fase estaba previsto la comercialización de más de 10.000 bonos, cuya inversión ronda el millón de euros.

Noticias relacionadas

Desde las agencias de viajes afirman que «no llevar a cabo este programa tal y como estaba previsto supone una gran perdida de negocio para nosotros. Nadie nos ha dicho nada y desde la AETIB mantienen silencio, cuando el conseller Iago Negueruela fue el principal impulsor de estos bonos para fomentar los viajes interislas entre los residentes». Las navieras que operan en este tráfico, caso de Baleària y Trasmed, también muestran su sorpresa y critican la decisión del Govern de aplazar su comercialización. «En estos momentos los niveles de reservas son buenos, pero todo lo que sea incentivar los viajes interislas es positivo a nivel empresarial y de potenciar la conectividad marítima entre las Islas, lo cual es muy importante porque se genera un hábito para viajar a nivel local».
Las agencias y navieras entienden que la actual coyuntura turística no es la misma de los dos últimos años, «pero en septiembre se puede impulsar el turismo familiar interislas, lo cual es y sería muy positivo». En las anteriores ediciones los bonos turísticos interislas, según las patronales de restauración y de comercio, «han supuesto un gran acicate porque dinamizan la actividad productiva y dan sentido a estos bonos por vertebrar la sociedad balear al conocer el resto de Islas».

Govern

El conseller Negueruela, en su análisis de los bonos, anunció en su día que «esta iniciativa tuvo en la pasada edición un impacto económico global de 5,7 millones de euros y se beneficiaron un total de 12.772 personas en todas las Islas». El conseller Negueruela, en este balance, dio a conocer que en 2021 «aumentó la conectividad interislas más de un 30 %, tanto aérea como marítima». Al mismo tiempo, destacó que el programa supuso un impacto directo de 3,67 millones de euros y otros 2 millones de impacto indirecto, lo que supone que «por cada euro de ayuda pública se logró un impacto directo de 3 euros».

Las agencias de viajes insisten, además, en que, con estos datos económicos, «no se entiende muy bien que se aplace la segunda fase de los bonos cuando el efecto es positivo y supera todos los imponderables en estas circunstancias». Las aerolíneas que conectan Balears tampoco entienden muy bien la actitud de la AETIB. Desde esta agencia indican que hay prevista para finales de septiembre una campaña promocional, pero que su plasmación dependerá de cómo evolucionen los indicadores turísticos anteriormente mencionados, ya que disponer de capacidad hotelera a buenos precios es clave.