La delegada del Gobierno, Aina Calvo. | Pere Bota

Los ciudadanos de Balears que perciben una pensión contributiva ingresarán a partir de este mismo enero unos 100 euros más al mes, una subida de cerca de 1.400 euros anuales que equivaldrían a una paga adicional, puesto que la pensión media es de 1.263,65 euros mensuales. Delegación del Gobierno en Baleares informó este miércoles de este incremento, el cual será posible gracias a la revalorización del 8,5 % aprobada por el Gobierno central para 2023. Concretamente, en las Islas se verán incrementadas las 203.157 pensiones contributivas que existen en la actualidad, esto es, prestaciones indefinidas –generalmente vitalicias– a condición de haber cotizado en la Seguridad Social, como pueden ser las pensiones por jubilación, por incapacidad permanente o por viudedad.

Esta subida implicará una inversión del Gobierno del Estado en el archipiélago balear de unos 281 millones de euros, los cuales se suman al incremento del 15 % en las pensiones no contributivas y del Ingreso Mínimo Vital (IMV). Según detalló Delegación del Gobierno, estas medidas han sido implementadas con el objetivo de paliar los efectos de la inflación sobre la ciudadanía en el último año.
La misma fuente detalló que el coste de la revalorización de pensiones será asumible gracias a un incremento de los ingresos del sistema propiciado por «las medidas de protección y mejora de la calidad del empleo contempladas en la reforma laboral». Así, en 2023 está previsto «un ingreso récord» por cotizaciones sociales, que en el conjunto de España representarán casi un 11 % sobre el total del Producto Interior Bruto (PIB), esto es, más de 152.000 millones de euros.

Compromiso

La delegada del Gobierno en Baleares, Aina Calvo, señaló que «las cifras hablan por sí mismas». «Significan que este Gobierno está comprometido con las personas que más lo necesitan en tiempos de la incertidumbre provocada por la guerra de Ucrania y lo que hace es blindar y garantizar las pensiones contributivas y hacerlas subir 1.400 euros anuales en Baleares». La medida se enmarca en la senda de lo previsto por la ley 21/2021 de garantía del poder adquisitivo de las personas y de otras medidas de refuerzo de la sostenibilidad financiera y social del sistema de pensiones, la cual pretende asegurar una subida de las pensiones cada 1 de enero equivalente al incremento medio de los precios. Es por ello que esta subida del 8,5 % para 2023 obedece al incremento medio del Índice de Precios al Consumo (IPC) registrado entre diciembre de 2021 y noviembre de 2022.