Solo nueve futbolistas del grupo que logró el ascenso continúan en el equipo | Javier Coll

2

La competición no espera. Apenas se han cumplido 26 días desde que el Atlético Villacarlos coronara su excepcional campaña con el histórico ascenso a la División de Honor Juvenil y el club que preside Joan Quevedo anda, sin prisa pero sin pausa, enfrascado en la confección de una plantilla que paseará el nombre de Es Castell por el panorama futbolístico nacional y que ya cuenta con 13 jugadores.

Del curso anterior siguen los nueve futbolistas que todavía están en edad juvenil: Adri Marín, Pere Pons, David Sánchez Newport, Albert Llabrés, Xavi Costa, Agustí Triay, Álex Riudavets, Lluís Triay y Javi Hernández. A ellos hay que añadir a cuatro futbolistas que llegan, baja en mano, procedentes del Penya Ciutadella de Liga Nacional y del Dosa de la liga de Menorca. Desde Son Marçal aterrizan Sebastià Taltavull, Lluís Villalonga ‘Llonga’ y Tomás Cleofe, que han formado parte del colectivo dirigido por Javi Ogazón que al final no pudo lograr la permanencia. Andreu Seguí llega procedente del Dosa.

Lea la noticia completa en la edición impresa del 31 de mayo en Kiosko y Más