Kote Vidal, en una imagen de archivo

0

José María ‘Kote’ Vidal pasa a un segundo plano y renuncia a continuar como vicepresidente del CCE Sant Lluís. El que durante la última década ha sido el rostro, a modo de dirigente, del fútbol en la blanca población del sur menorquín, «tras un tiempo de profunda reflexión», considera que ha llegado el momento «de emprender otro camino, otra etapa en mi vida», explica, de ahí su determinación a no seguir formando parte de la directiva de la entidad.

Todavía directivo a efectos legales, Vidal remitió a los padres de los jugadores canteranos del club, como también a sus compañeros de junta directiva, una explicación detallada, por medio de una misiva, acerca de su decisión y las causas que la han motivado.

En la misma, y expresándose siempre en términos de gratitud y reconocimiento hacia el entorno de Ses Canaletes, Kote Vidal indica que su transición hacia un segundo plano –siempre que el club lo desee, ahí estará para aconsejar o acometer cualquier gestión en pro del Sant Lluís– será «progresiva», para pasar definitivamente a desempeñar un papel «menos activo y presencial» en el día a día del club.

El vicepresidente, además, pone de relieve que ha dedicado al cargo «el tiempo que yo he decidido», y admite que a lo largo de este ciclo decenal ha tenido «momentos buenos, malos y regulares, pero todos ellos han sido positivos en mi desarrollo personal».

Del Sant Lluís, como institución, el directivo destaca que «siempre ha sabido adaptarse y avanzar con los nuevos tiempos gracias al grupo humano que lo compone; y yo he crecido con ellos» y se muestra asimismo agradecido para con las «instituciones» y la «Federació Balear, el resto de clubs y sus miembros, a pesar de ser ‘rivales’ deportivos. Siempre he sido tratado con respeto y aprecio».

Jugadores

Vidal tuvo también un recordatorio para «todos y cada uno de los jugadores y sus familias». «He sentido siempre su afecto, e independientemente  de los aciertos o errores, me llevo su cariño», añadió en ese sentido.

Por último, Vidal anota que «estos colores –en alusión al Sant Lluís– han sido una parte importante de mi vida y siempre lo seguirán siendo, pase el tiempo que pase y esté donde esté, empieza una nueva etapa en mi vida en la que seguiré con los valores que el CCE Sant Lluís me ha aportado».