Lance del duelo entre Menorca y Penya, jugado en Maó; ambos equipos orbitan en la parte tranquila de la clasificación | Manolo Barro

0

Finalizó este pasado fin de semana la primera vuelta de la Liga Nacional Juvenil. Los cuatro conjuntos menorquines de la categoría solo piensan en mejorar de cara el tramo decisivo de la competición, y de esta manera lograr la meta de la salvación en una temporada donde de nuevo la covid ha condicionado a todos los equipos.

Cabe recordar que en esta campaña habrá cinco descensos de categoría ya que en la próxima campaña la Liga estará formada por dieciocho equipos.

El Menorca arrancó con buen pie la competición, y en la sexta jornada alcanzó la tercera plaza tras derrotar 1-3 al Atlético Jesús. Poco a poco el rendimiento de los azulgranas fue cayendo, y en las últimas seis jornadas de la primer vuelta solo ha sido capaz de sumar un punto de los dieciocho en juego finalizando en la décima posición con un cómodo colchón de once puntos sobre la zona de descenso que marca el Serverense. En los partidos de rivalidad insular, el Menorca consiguió ganarlos todos.

El Penya Ciutadella por su parte no comenzó bien la competición. En los dos primeros partidos encajó diez goles, pero reaccionó ganando los dos siguientes encuentros (Villacarlos y Cide, ambos a domicilio). De nuevo entraron las dudas en el equipo de Biel Medina y entre la jornada sexta hasta la catorce, solo logró cuatro puntos, pero a partir de aquí cambió por completo la dinámica y ha finalizado la primera vuelta con cuatro triunfos consecutivos y un empate, finalizando con 23 puntos y a ocho puntos del descenso.

El Ferreries en su retorno a la Liga Nacional tuvo un inicio complicado perdiendo en las primeras cuatro fechas. Revertió la mala racha el cuadro de Kike Romero logrando tres victorias seguidas asentándose en la categoría. Los azulgranas tienen un choque aplazado ante la Peña Deportiva que se disputará el próximo 1 de marzo, y en los últimos partidos de la primera vuelta perdió un poco de fuelle. La última victoria ante el Serverense dio aire al ‘Ferre, que finaliza con 21 puntos y a seis puntos de la zona de descenso.

El Atlético Villacarlos tras su descenso de la División de Honor Juvenil ha sido el conjunto que más dificultades ha atravesado en la primera vuelta. La llegada del técnico Julián Calzada a escasos días de arrancar la Liga aún complicó más el arranque del cuadro de Es Castell. Los ‘amarillos’ de momento están en zona de descenso, a cinco puntos de la salvación. Queda toda la segunda vuelta en juego para que el Villacarlos logre salvarse.