Imagen de la presentación de la temporada pasada de la UE Sami, con su equipo de la Regional Preferente dirigido por Vaquero | Josep Bagur Gomila

0

Una temporada futbolística más, el éxodo masivo de jugadores de Ciutadella hacia otros clubes de Menorca, la marcha por estudios académicos fuera de la Isla y la feroz competencia al convivir tres clubes en la ciudad, provocará que los movimientos en las plantillas de UE Sami, Penya Ciutadella y Atlètic Ciutadella sean más bien escasos o de poco relevancia. Verdiblancos, azulados y bermellones afrontarán una 2022-23 en la Regional Preferente nuevamente con la máxima ilusión aunque con proyectos más bien continuistas, de gente joven, en busca de protagonismo y que sus retos les atraen.

Y es que ante la fuerza de proyectos como CE Alaior, CD Migjorn, CE Ferreries o UD Mahón– junto al Tercera, Mercadal–, en Ponent trabajan a destajo para sacar el mejor equipo.

Unió Esportiva Sami

Con la continuidad asegurada de Marcos Vaquero en el banquillo y el fichaje bomba del delantero del CE Mercadal, David Camps, en la UE Sami se ha asegurado la continuidad del grueso del curso pasado, con mínimo una quincena de renovaciones, «un hecho que me congratula, siendo muy importante mantener la base, después que el año pasado costara hacer la plantilla», admite el técnico verdiblanco, «mucho más tranquilo en este sentido». A parte, en cuanto a incorporaciones, junto a la de Camps, llega Iván Vilches (Ferreries Nacional Juvenil), Samu Bosch, ex Penya y ahora inactivo y Joan Salord, llegado de Barcelona.

Por contra, el Sami podría perder algún jugador por temas de estudios, pendiente Vaquero de cerrar la plantilla. «Cuesta, somos tres clubes en Ciutadella y además, otros clubes que pagan, por ejemplo. Nos tocan muchos jugadores pero es lo que hay y nos toca competir con nuestras armas. Feliz de momento», cierra, con algún jugador a prueba, entre ellos, algún juvenil del club.

Penya Ciutadella

En la línea de sus dos vecinos del polígono, en Son Marçal– únicos que estrenan entrenador, con Javier Zurbano en lugar de Lluís Simonet–, también seguirán con los mismos cromos prácticamente. El navarro arrancará con unos 18 jugadores, entre cinco bajas y tres llegadas seguras. Albert Muñoz y Joan Ripoll del Atlètic Ciutadella, Gerard (Sami), Biel y Tóbal (inactivos) y los juveniles, Àlex y Oriol, engrosarán la plantilla peñista que, por contra, pierde a Sam y a Quel y José Enrich, el primero lesionado y el central, que se cambia.

Zurbano, llegado del fútbol femenino y de jugar en Sant Lluís, ha tocado ya de primera mano las dificultades para conformar una plantilla en Ciutadella. Y en su caso, pese a la gran cantidad de jugadores en la cantera. «Es un poco difícil formar un equipo amplio porque somos tres en la ciudad, aparte de los que se quieren ir al Migjorn o Fereries, por ejemplo», dice el ‘míster’. Sin embargo, «tenemos una plantilla comprometida y con ganas de jugar a fútbol, que es lo que buscábamos. A partir de ahí, empezar a trabajar con ilusión y exigencia y seguro que irá bien», zanja.

Atlètic Ciutadella

Después de cerrar la mejor temporada probablemente de la última década en la Liga Regional, en el Municipal de Sant Antoni, el tándem, Santi Medina-Vicenç Gaimundi, ha conseguido que prácticamente toda la plantilla que cerró el ejercicio, continua de bermellón, tras estas buenas sensaciones. Si bien han tenido alguna baja– como la de Fouad Amroun al CE Ferreries, Adri por temas personales o Muñoz y Ripoll al Penya (según los de Son Marçal)–, en el Atlètic mantienen la columna vertebral, a la que se unen siete nuevas incorporaciones.

El guardameta Dani Tugores,. tras un año en el CD Migjorn, regresa al Municipal, junto a seis jugadores, «jóvenes, de proyección y sobre todo con ganas de fútbol, que es lo que buscamos. Queremos ambición y compromiso», exclama Gaimundi, reconociendo que les hubiera gustado fichar algún ‘nombre’. «Es difícil siendo tres clubes en Ciutadella», apunta, si bien Sami y Atlètic se respetan «y no nos ‘tocamos’ jugadores».

El exjugador admite que fichar en Regional «cuesta, no es como antes. Pero estamos satisfechos de los 18 jugadores que tenemos por ahora. Más viendo como alguno se ha ofrecido, después del buen año anterior. Pero admito que antes de Sant Joan lo vi difícil», señala, Gaimundi.