Ricoh Manresa. Su último ascenso, en 2007, fue una sorpresa; en aquel equipo estaba Diego Sánchez - Regió 7

El departamento de comunicación del Menorca Bàsquet elevaba ayer el ánimo de la afición insertando un informe en su página web en el que detalla varios casos de equipos que acabaron ascendiendo a la Liga ACB pese a haber completado una fase regular tan decepcionante como la que ahora mismo vive el propio equipo menorquinista.

Recuerda el Menorca que la historia de la LEB señala a equipos con alrededor de 15 derrotas en la fase regular, que sin embargo, se crecieron en el play-off y ascendieron.

El Manresa es un claro ejemplo experimentado en la campaña 2006-07, la última con sistema play-off. Entonces el equipo que primero entrenó Oscar Quintana y después Jaume Ponsarnau entró en el play-off como quinto clasificado, empatado con séptimo y sexto, a cuatro triunfos del líder, Cantabria, y acabaron subiendo con un 0-3 a Los Barrios y Huelva y batir en la final al León.

En la campaña anterior el Bruesa acabó la fase regular con 15 derrotas a 7 victorias del primer clasificado el León. Ya en el play-off el equipo donostiarra sorprendió al Inca (3-0) y después daría la gran sorpresa al superar al propio León por otro 0-3. Aquella temporada acabaría con una nueva sorpresa, la del Murcia, que había concluido la fase regular a tres triunfos de un CAI al que fue capaz de superar en el quinto encuentro de las semifinales con el factor cancha en contra.

Recuerda el Menorca Bàsquet que el Granada también ascendió en la campaña 2001-02 jugando sin americanos, y tras eliminar al Menorca de Quino Salvo, cuando no había ganado ni la mitad de partidos en la fase regular.

El Gijón de Moncho López y Luis Scola llegó al play-of como quinto clasificado años antes, jugó la repesca para entrar en el play-off y acabó ascendiendo tras derrotar primero al Tenerife y después al propio Menorca.

También el Huelva logró el ascenso en la primera edición de la LEB viniendo desde atrás después de sorprender al Pineda, Andorra, e incluso ganar el título de la categoría en la final frente al Cantabria de Quino Salvo.

Reynés: "el que no dé lo que debe dar no tiene cabida en este club"

Benito Reynés, presidente del Menorca Bàsquet, tiene previsto reunirse hoy con los jugadores del equipo para elevar el tono de sus exigencias y recordarles que "el que no dé lo que debe dar no tiene cabida en este club", señaló ayer en la Ser.

El mandatario se mostró más incisivo en su discurso admitiendo que "estoy muy, muy decepcionado con el equipo en esta segunda vuelta y la afición no se lo merece. Por eso quiero que reaccione ya y si pierde que lo haga dejándose la piel en la pista como no han hecho en estos últimos partidos".

Reynés todavía cree que es posible hacer algo grande en el play-off, "es como si empezáramos una Liga de seis jornadas en la que podemos recuperar una buena dinámica para el play-off. Pero para eso quiero que la actitud sea otra y ya no hay excusas que valgan".

Reynés reiteró que no encuentra explicación al bajón del equipo y reconoció que quizá se habían generado demasiadas expectativas con el equipo. Aunque él mismo se dejó llevar por el lógico entusiasmo inicial al inicio de temporada y habló de ascenso en alguna ocasión, ayer señaló que "nuestro sitio está entre los cinco primeros, quedar entre esos puestos y luego tratar de dar la campanada". Matizó que "nunca dijimos que la meta era subir a la ACB pero sí la ilusión, y yo aún confío en el equipo pero le falta mentalizarse". No llegar al play-off "sí sería un fracaso pero una vez allí ya veremos dónde llegamos y después haremos balance".

El presidente dijo que no ha recibido presiones de la junta para destituir a Paco Olmos, "en quien sigo confiando porque me ha demostrado su capacidad de trabajo".