La menorquina, este mismo 2022, durante uno de los encuentros disputados hasta la fecha junto a sus parejas.

0

La palista de Maó, Gemma Negre, tiene muy claro lo que quiere en el mundo del pádel profesional y ya no hay nada ni nadie que la detenga en su empeño, pese a los pocos meses que la menorquina lleva inmersa en el complicado mundo del World Padel Tour. Ni el hecho de que a las primeras de cambio y tras apenas unos meses juntas compitiendo, su pareja– la veterana mallorquina, Sandra Hernández– decidiera plantarla y dejarla sola en el circuito, en pleno crecimiento. Negre, en sus primeros pinitos serios ya dentro del ‘mundillo’ del pádel profesional, ha dejado claro su talento y margen de crecimiento, como lo demuestra el hecho de que la mahonesa ya se haya colado entre las mejores.

Destacadas actuaciones de la menorquina como este mismo World Padel Tour 2022 entrar un par de veces ya en el Cuadro Final, empezando desde las lejanas Preprevias. De hecho, en una de estas, Negre lograba llegar hasta los octavos de final del Challenger de Palma, ganando una ronda del Cuadro Final, para llegar a enfrentarse a una de las mejores parejas del mundo, top10, Bea Gonzalez y Marta Ortega.

Sensaciones positivas

Negre, una jugadora muy joven, cargada de potencial y ambiciosa, habló ayer para «Es Diari», aprovechando el parón del World Padel Tour, de camino a la playa. Segura de sí misma y más fuerte que nunca pese a verse obligada a buscarse nuevamente pareja, opina la mahonesa que, a nivel individual, «creo que he rendido bastante bien en este primer tramo del curso 2022, ya que por el poco tiempo que llevo jugando, los resultados han sido bastante positivos», señalaba ayer mismo Negre, quien, como publica la página oficial de WPT, acumula catorce triunfos en 21 encuentros, con una efectividad del 66 por ciento y una racha de cuatro victorias seguidas, para 187 puntos totales y la 105 del ranking. «Me he visto con posibilidades de plantar cara a gente muy buena y experimentada de momento, que lleva años jugando. Y tampoco me he visto tan atrás», valora positivamente la insular.

Será este próximo mes de septiembre cuando el World Padel Tour y Gemma Negre vuelvan al ruedo, con la menorquina al pie del cañón. «En este último tramo de temporada mis objetivos son como los del principio; llegar a Cuadro Final y hacer resultados como los anteriores», desvela.

Cambio de pareja inminente

Sin embargo, no ha sido ni mucho menos un camino de rosas para Gemma Negre este inicio de temporada 2022-23. Era la propia menorquina la que confirmaba a este diario que, «con Sandra Hernández, hace ya unos cuantos torneos que no jugamos juntas», manifestaba, por lo que añadía la menorquina que «estoy barajando posibilidades para obtener una nueva pareja de juego y así seguir creciendo en este ‘mundillo’», avanzaba a este diario.

Un tanto dolida por el adiós de Hernández, explica Negre que «fue ella que decidió formar pareja con otra chica de Palma, porque le sería más fácil entrenar y cuadrarse mejor. «Fue un poco desanimante pero estas cosas entran en el deporte», lanzaba la insular, que últimamente ha jugado con chicas que ha ido encontrando, como Rebeca López, de Madrid. «De momento no tengo pareja fija pero la busco claro, una pareja fija y solida, para poder llegar a los objetivos marcados y sobretodo pasármelo bien en la pista y fuera», cerraba, optimista.