La central serbia, Iva Pejkovic, se dispone a anotar el pasado sábado, secundada por ‘Gomi’. | Joan Morro

0

El último punto del Avarca de Menorca del encuentro del pasado sábado frente al Cajasol Sevilla, en el que la capitana argentina, Maira Westergaard, hizo temblar los cimientos del Pavelló Municipal de Ciutadella para el contundente 3-0 final, podría muy bien ser la imagen del actual Avarca, que estas últimas semanas ha empezado a creer en sí mismo, a partir de la convicción, la solidez y continuidad en su juego; y de encontrar un equipo titular tipo de garantías y sin fisuras. Mucho han cambiado las caras y las sensaciones en apenas unas semanas en la plantilla de Bep Llorens, que ha pasado de merodear el descenso, a ser quizás el equipo más en forma ahora en liga. Sin embargo, en este sprint final antes de irse en nada de vacaciones de Navidad, existe una probabilidad grande de que las cuentas no le den– a tiempo– para asegurar su enésima participación en la Copa de la Reina de Lugo.

Las menorquinas jugaron este sábado su mejor encuentro en lo que llevamos de curso, para una victoria obligada si quieren estar en un torneo del KO que ya tiene confirmados a Gran Canaria, CV Kiele, La Laguna y CV Sant Cugat, junto a las anfitrionas del Emevé Lugo. O sea, que a falta de la última y decisiva jornada de la primera vuelta, resta un billete, a repartir entre Haro Rioja– el mejor situado con 16 puntos–, el propio Avarca (15) e incluso el CVB Barça (11), con su partido pendiente ante el líder, por un positivo de covid-19 en su plantilla. Y en estas está el Avarca, sonriente viendo que empieza a carburar y a la vez contrariado por la falta de puntos, en clave copera.

Bep Llorens, cautela y realismo

Admite el preparador ciutadellenc que su Avarca estas dos últimas semanas ha ido «de menos a más y los dos últimos encuentros han sido, sin duda, en los que mejor juego hemos desplegado», decía ayer, ya con la mente puesta en Gran Canaria. Sin embargo, reconocía también Bep Llorens que en esta situación, «nos gustaría tener algunos puntos más. Hemos tenido dificultades para encontrar nuestro mejor nivel de juego y además ha habido lesiones. Pero sí, para mí lo más importante es que vayamos creciendo en juego, con un Avarca cada vez más sólido y que nos permita crecer también en resultados».

A nivel clasificatorio, no se arrugaba ayer a la hora de reconocer que la clasificación del Avarca para la próxima Copa de la Reina está muy complicada, «más que nada claro porque ya no dependemos de nosotras mimas este fin de semana», recordaba, teniendo en cuenta que solo queda una plaza por ocupar, entre ellas, Haro Rioja y con menos opciones, el Barça. «Quien mejor lo tiene evidentemente es Haro, que no depende de nadie. Nosotras iremos a Las Palmas a hacer nuestro mejor encuentro para dar continuidad a nuestro juego, conscientes de la entidad del rival, líder invicto», abundaba.

Insistía Llorens en que más allá de quedar los últimos cartuchos para estar en Lugo, «queremos seguir creciendo como equipo este sábado y no enfocamos como un partido más, ya que no depende de nosotras. Debemos centrarnos en sumar puntos que serían buenos, para afianzar al equipo y encarar la segunda vuelta en una posición que nos permita al final ir a Playoff, reto marcado, estemos o no en la Copa».