Wanda Banguero y Carlota García, en el segundo encuentro de la eliminatoria de ‘semis’ disputado en Las Palmas, ante Gran Canaria | RFEVB

5

«Notable alto». Es la nota que le pone al Avarca de Menorca el presidente del Club Voleibol Ciutadella, Andreu Hernández, una vez finalizada la temporada y tras caer 2-1 en semifinales ante el potente Gran Canaria. Todavía con la eliminación fresca, el mandatario –con la garantía de la continuidad de Bep Llorens y el anuncio electoral a la vuelta de la esquina, donde se volverá a presentar–, habla, como siempre, alto y claro para «Es Diari». Sobre este año, el próximo Avarca, la Copa de la Reina y Challenge Cup 2022-23 y las frías relaciones con el Ayuntamiento de Ciutadella.

Hernández se muestra satisfecho con este curso, terceras de Liga Iberdrola y clasificadas para Europa, a pesar de no ir a la Copa de la Reina, tras un pobre inicio. «Notable alto. Hemos llegado al límite y llevado al extremo a equipos que nos doblan en presupuesto e incluso les vencimos merecidamente», señala, «gracias a un gran trabajo de todo el club, afición y equipo. Con una actitud y entrega vistas pocas veces y con el premio final de clasificarnos para Europa, diez años después», abunda.

Relación club-ayuntamiento

Ya con la mente puesta en el futuro y mientras aún digieren el curso recién finalizado, avanza Hernández que pese a no saber todas las exigencias federativas y demás en Europa, «nuestra firme voluntad es aceptar y volver a traer a Menorca el mejor voleibol del continente. Ahora bien, para que todo funcione como debe, esperamos que nuestro ayuntamiento se implique como lo hacen todos los consistorios de las ciudades con equipo de nuestra categoría», reflexiona. «No encontramos razón a su poca empatía con un proyecto como el del CV Ciutadella, que no nace por el empeño de una persona sino de sus propios ciudadanos. Y son cada vez más los que han pasado o permanecen en el mismo, ya sea como socios, deportistas, espectadores, etc», lamenta el mandatario, que se refiere en los mismos términos a la noticia que avanzaba este diario de la solicitud, junto a Biosport Menorca, de la Copa de la Reina 2023. «Animados mucho pero esperamos que el ayuntamiento se implique y decida a facilitar la actividad del club, no solo para la Copa sino para todo el año; que colabore para cubrir sus necesidades y exigencias de manera normal y coordinada, que ofrezca su apoyo mediante un convenio anual, como tienen todos los demás equipos. O que proceda a modernizar las instalaciones del Pavelló, muchas dignas de principios de los 90, como el marcador o megafonía», abunda, dolido, Hernández.

Lea la noticia completa en la edición impresa del 19 de abril en Kiosko y Más