El escritor y traductor Mathias Enard, por videoconferencia en el acto de este sábado en Sant Lluís. | David Arquimbau Sintes

1

El escritor y traductor Mathias Enard (Francia, 1972) ha sido proclamado este sábado en Sant Lluís ganador de la tercera edición del Premi Mediterrani Albert Camus. El jurado, con Judit Carrera como presidenta e integrado también por Anne Prouteau, Ahmed Ghazali, Elia Suleiman y Laura Fernández, ha decidido premiar al autor por «unanimidad». Tras cursar estudios de árabe y persa, y pasar largas estancias en Oriente Medio, Enard se estableció en Barcelona en 2000. Es autor de una decena de novelas y ha sido galardonado con diversos premios, entre los que se encuentra el Premio Goncourt 2015.

Noticias relacionadas

En el acta del jurado se valoró «su incansable búsqueda, su exploración permanente a través de la literatura, de aquello que nos une como seres humanos. Por ser una voz repleta de voces, culturas y tiempos, que mediante la ficción, alimenta un humanismo universal». También ha reconocido su «ambiciosa obra que nace de una erudición sin prejuicios, que invita constantemente a la empatía y al conocimiento, a través de un lenguaje singular y una originalidad transformadora que demuestra su profundo compromiso con el mundo». En ese sentido, lo consideran «heredero del pensamiento de Albert Camus, capaz de ampliar, a través de la literatura, el espacio compartido entre culturas».

Este premio se concede cada dos años para homenajear la trayectoria de una persona cuya obra desvele los retos mediterráneos y contemporáneos, reconociendo la trayectoria personal y la obra de un creador o pensador contemporáneo testigo y actor de su tiempo como lo fue Albert Camus. Los anteriores ganadores fueron el pensador Edgar Morin y la artista Mona Hatoum.

Por otro lado, el jurado del II Premi Mediterrani Albert Camus Incipiens, el premio periodistico, ha decidido otorgar el galardón a la fotógrafa egipcia Rehab Eldalil por su proyecto fotográfico «The Longing Of The Stranger Whose Path Has Been Broken».