El flautista Hufeisen, músico invitado al concierto inaugural.

0

El órgano es sin duda un instrumento con mucha tradición en la agenda cultural del verano menorquín. Y ello se debe en parte a festivales internacionales como Baleorganum, el nombre adoptado por un evento musical en sus últimas cinco ediciones pero que está en activo, bajo diferentes denominaciones, desde 2007. Este    sábado comenzará a agrandar un poco más su trayectoria con el estreno de una nueva edición. La cita será a las 17.30 horas en la iglesia de Santa Maria de Maó y contará con el flautista alemán H.J. Hufeisen y el organista menorquín Tomé Olives. Interpretarán composiciones de Bach, Messiaën    y el propio Hufeisen, que estrenará la obra «Menorca-a poc a poc», cuyas partituras están inspiradas en las monumentales construcciones de piedra de la Isla.

Ese será el concierto de presentación de un festival que tiene programada otras siete citas, pero que no retomará su actividad hasta el 7 de julio. El recital será también en la misma iglesia mahonesa y en esta ocasión el protagonismo recaerá en el    Gonville & Caius College, University de Cambridge.

Baleorganum saltará a partir de esa fecha a la otra punta de la Isla, en Ciutadella.    El belga Jan Vermeire (8 de julio), los italianos Daniele Ferretti (22 de julio) y Christian Tarabbia (5 de agosto) y el polaco Gedymin Grubba    (19 de agosto) pulsarán las teclas del órgano de la Catedral de Ciutadella.

El festival internacional también visitará el centro de la Isla. Para el 7 de agosto se ha programado en la iglesia de Sant Martí de Es Mercadal un recital en el que Thomas y Heike Theison cantarán con Olives de nuevo al órgano.

El festival concluirá en el mismo escenario donde comenzó, en la iglesia de Santa María de Maó, el 17 de septiembre. Será con el espectáculo musical que lleva por título «Els registres de l’orgue, el color de les veus», que contará con la participación del Cor Zóngora, llegado desde El Vendrell (Tarragona). Un concierto en el que además de voz y órgano, también tendrá protagonismo la flauta.