El exdirector general de Ports, Antonio Deudero, se desplazó aposta a Ciutadella donde, en el parking del dique de Son Blanc, le esperaban diputados autonómicos y actuales y antiguos concejales, así como el exalcalde Ramón Sampol y el presidente insular del partido, Santiago Tadeo | Josep Bagur Gomila

1

El Partido Popular escenificó ayer tarde en el parking del puerto exterior de Ciutadella su indignación y rechazo contra la suspensión de los dos duques de alba proyectados por el anterior Govern, «una obra muy necesaria» que seguirá reivindicando con iniciativas en el Consell y el Parlament y para la que se compromete a hacer «toda la presión que haga falta».

«Es una mejora que, con la tolerancia y benevolencia del Ayuntamiento, incomprensiblemente se nos ha quitado para acabar llevando los 2,4 millones de inversión a otro lado», lamentó el portavoz municipal, Juanjo Pons, quien exigió al Govern que «reconsidere y dé marcha atrás a la decisión política» que ha tomado, a partir de un informe técnico incompleto y contraviniendo los seis años precedentes de estudios y las 908 páginas del proyecto que se licitó en mayo y que contaba con «todos los informes favorables».

Asintió el exdirector general de Ports, Antoni Deudero, invitado de excepción de la protesta, quien denunció los 10,4 millones que los partidos del Pacte «ya han usurpado al dique. Es la segunda vez que esto ocurre», recordó, al sumar los 2,4 millones a los que ahora se renuncia a los 8 que el anterior Govern Antich desvió a Vivienda. De los 14 millones comprometidos para el dique en inversiones estatutarias solo llegaron 6, y otros 16 de la adenda firmada con el Gobierno central no se reclamaron.

«Con estos 10 millones -apuntó- este dique que ahora solo tiene dos muelles dispondría ya de los siete duques de alba para el atraque de cruceros y de otros barcos de línea regular que se contemplaban en el proyecto inicial».

[Lea la noticia completa en la edición impresa o en Kiosko y Más o My News]