El debate sobre una distinción para el crustáceo más distinguido de Menorca viende de lejos, es una reclamación histórica del sector. | Javier Coll

6

El PP de Es Mercadal y Fornells reabrirá en el pleno municipal de este miércoles el interés por el establecimiento de una denominación de origen para la langosta de Menorca, con la propuesta de crear una comisión para impulsar la distinción que permita su mayor promoción.

El tema no es nuevo, viene de lejos, pero no se ha concretado todavía en nada. El crustáceo estrella de la cocina menorquina se vende en estos momentos como cualquier otra especie del mar, con el etiquetaje propio de pescados y mariscos.

Desde el Consell, el director insular Miquel Company explica que ya se han interesado por esta opción, pero que desde el Govern balear les aseguran que una dificultad técnica la hace inviable.

El problema, comenta Company, está en la delimitación de los caladeros de langosta, ya que resulta muy complicado establecer si el punto de procedencia de un ejemplar es en realidad de Menorca, de Mallorca o de un caladero de otro territorio.

En este asunto, las denominaciones de origen deben ser estrictas y el puerto base de la embarcación no es suficiente. «Si pudiésemos tener una langosta con denominación de origen de Menorca sería fantástico, pero hay barreras a nivel técnico», comenta Company.

Otros titulares de la edición impresa:

- Una decena de distinciones con un variado desarrollo

- La marca, con un reglamento estéril desde 2011

[Lea la noticia completa en la edición impresa o enKiosko y MásoMy News]