Los andamios permanecerán en la fachada hasta que acaben las obras. | Gemma Andreu

0

El CEIP Joan Benejam de Ciutadella podrá empezar el curso el lunes, según anunció este miércoles la Conselleria de Educación. La parte más importante de la obra ya ha concluido «y se puede garantizar la incorporación de los docentes y los alumnos el día 12 con seguridad», afirma en un comunicado.

El colegio ha sido objeto de unas obras de reforma de la cubierta y de la instalación eléctrica que se ha retrasado a causa del incumplimiento de los plazos previstos en la adjudicación. Las obras pendientes se ejecutarán simultáneamente al desarrollo del curso sin interferir en el horario escolar.

Las obras han consistido en la renovación de la instalación eléctrica y en el cambio de cubierta. La primera parte está pendiente solo de las luminarias de algunas aulas. La cubierta está hormigonada, se está aplicando el aislamiento y queda pendiente de la colocación del tejado. Además han de pintarse de nuevo algunas aulas y dependencias del colegio. Todos esos trabajos continuarán por la tarde, de forma que no se altere el ritmo de las clases.

Andamios

La estructura metálica de los andamios permanecerá en las paredes del «Joan Benejam» hasta que finalicen esos trabajos pendientes, que la Conselleria espera que no acumulen nuevas demoras, a pesar de reducir el horario disponible para ello.

Joan Marquès, delegado del departamento, destaca que la prioiridad ha sido la seguridad y la atención a las familias, muchas de las cuales habrían tenido serios problemas el lunes para conciliar la vida laboral si no hubiera comenzado el curso en este colegio.

La directora del centro debía informar por comunicación directa a las familias de los alumnos el comienzo del curso en la fecha prevista. No habrá asamblea con los padres, únicamente se habría convocado en caso de no poder llegar a la fecha prevista a las aulas del «Joan Benejam».

El equipo directivo ha tenido que preparar el curso en el CEP, ha dispuesto de menos tiempo, pero «es un equipo con experiencia y suficiente capacidad de adaptación a las circunstancias», elogia la Conselleria, que al mismo tiempo que pide comprensió a las familias.