La tortuga de agua autóctona, Emys orbicularis, puede acabar siendo desplazada por otras especies americanas | GOB

7

El Centre de Recuperació de la Fauna de Menorca ha atendido hasta mediados de diciembre un total de 917 animales, una cifra que mantiene la línea de años anteriores cuando las atenciones han girado en torno al millar de animales.

De este cómputo global, llaman la atención los 61 animales exóticos que han llegado a las instalaciones del Centre de Recuperació y cuya mayoría han sido tortugas de agua de procedencia americana, en concreto, las denominadas tortugas de Florida. El coordinador insular del GOB, Cristòfol Mascaró, explica que esta especie está cada vez más presente en nuestros ecosistemas naturales lo que puede llegar a ser una amenaza para la tortuga autóctona de agua (emys orbicularis) y otras especies de Menorca. Suelen ser adquiridas pero, al crecer y no poder cuidar de ellas, acaban siendo soltadas en zonas húmedas de Menorca como Son Bou o La Vall, entre otras. «Entran en competencia con la especie autóctona que acaba siendo desplazada», concreta Mascaró. De ahí que llama a la población a no soltarlas porque «la invasión de especies es un problema».

Explica el coordinador insular que este año se han llevado a cabo unas campañas de control de tortugas de Menorca en zonas húmedas para marcarlas y disponer de un registro, y a través de las trampas se han capturado más galápagos de Florida, de ahí el incremento de atenciones.

Mascaró comenta que ya se ha prohibido la venta de estas tortugas de agua, no obstante, «hecha la ley, hecha la trampa», por lo que hay especies muy parecidas que siguen comercializándose. El GOB ha impulsado campañas de concienciación entre los más pequeños para evitar estas dinámicas que afectan a los ecosistemas de la Isla.

Por otra parte, cabe indicar que del total de animales atendidos, la mitad son tortugas de tierra de particulares que las tenían en cautividad. Cabe recordar que es una especie protegida aunque en la Isla la población cuenta con buena salud. El Centre de Recuperació las reintroduce en el medio o las envía a otros enclaves para su recuperación.

Han llegado este año 24 cernícalos, 43 búhos, cinco lechuzas, 18 erizos, un buitre negro, una águila pescadora y cuatro milanos, entre otros.

Las instalaciones del Centre de Recuperació han contado este año con un total de 1.271 visitas.

En estudio poder ampliar la financiación del Centre

uEl Centre de Recuperació de la Fauna recibe una aportación del Consorcio para la Recuperación de la Fauna de Balears (Cofib). La cuantía es de unos 20.000 euros cuando el presupuesto que necesita el Centre alcanza los 45.000 euros. Este año ha concluido el contrato y de cara al próximo ejercicio se estudia otro sistema de financiación que se espera que sea mejor que el actual. El Centre sale adelante gracias a las colaboraciones de entidades y particulares, así como al voluntariado.