Personal sanitario accede al interior de la zona de urgencias del hospital menorquín

11

La epidemia de gripe da signos de iniciar la curva descendente en las urgencias de los centros de salud pero no así en el Hospital Mateu Orfila, cuya ocupación ha pasado en una semana del 71 a un 84,2 por ciento de su capacidad, con 118 camas ocupadas de las 140 disponibles. El Área de Salud de Menorca matiza que de ESOS 118 pacientes 32 corresponden a ingresos médicos y de éstos, menos de la mitad se deben a la gripe, que ha llenado las salas de urgencias pero sin llegar al colapso que afecta a hospitales de la Península.

La enfermedad ataca con virulencia en Balears pero mientras en las Islas el nivel epidémico es alto la curva estatal alcanza el nivel muy alto en la tercera semana del año, del 15 al 21 de enero, últimos datos ofrecidos por el Servicio de Epidemiología del Govern. El patrón de la epidemia en Menorca se mantiene como en años anteriores, según el IB-Salut, provocando una mayor presión y actividad en Atención Primaria y hospital pero sin desbordar los servicios sanitarios.

La punta de pacientes en la sala de urgencias del 'Mateu Orfila' sigue en 80 diarios, como sucedió el pasado lunes, pero el sábado bajó a 51, el domingo fueron 61 pacientes en un día y el martes 62, por lo que la demanda oscila en una media de entre 50 y 60 usuarios al día.

En cuanto a los datos de ocupación de las camas disponibles, la gerencia del 'Mateu Orfila' recuerda que la mayor actividad de quirófanos también genera más ingresos y que el grueso de los pacientes hospitalizados corresponde a diferentes áreas: intensivo, tocoginecología, pediatría o cirugía, además de los que ingresan por fallos e insuficiencias respiratorias debidas al virus de la gripe o a otras causas.