El conseller insular de Medio Ambiente, Aram Ortega, el conseller balear de Movilidad, Marc Pons, la presidenta del Consell, Susana Mora y las alcaldesas de Ciutadella y Alior, Joana Gomila y Misericordia Sugrañes, este martes. | Javier Coll

21

El Govern balear y el Consell de Menorca han presentado este martes la hoja de ruta para conseguir que en el año 2030 el 85 % de la energía renovable que se consume en la Isla proceda de fuentes renovables.

El cumplimiento de estas acciones implicará, según el conseller balear de Energía, Marc Pons, pasar de un modelo altamente contaminante a un modelo libre de emisiones, diversificar la producción de energía en Menorca, crear un nuevo segmento económico a partir de un sector industrial vinculado a la producción y venta de energía, la reducción de los costes de generación energética y la adaptabilidad a los avances tecnológicos.

La hoja de ruta incluye 10 actuaciones: desarrollo de energías renovables en el área de Milà, la instalación de parques fotovoltaicos, baterías de almacenaje, autoconsumo de edificios, renovables en entornos urbanos, el programa EuroPACEs Menorca, la movilidad eléctrica e infraestructura de carga, la implantación de Smart Grids, mercados locales de energía y la oficina de impulso Menorca 2030.

La aplicación de las medidas incluidas en la hoja de ruta supondrá una movilización de inversión aproximada de unos 600 millones de euros, entre sector público y privado.

Requiere la implicación de todas las administraciones: Comisión Europea, Gobierno central, Govern balear, Consell Insular de Menorca y todos los ayuntamientos de la isla.