Los fangos tóxicos están depositados en dos lagunas de la antigua depuradora de Ferreries | Gemma Andreu

6

La ejecución del proyecto para retirar, tratar y trasladar a la Península los lodos tóxicos de la antigua depuradora de Ferreries no concluirá hasta, al menos, a mediados de 2020.

La Agencia Balear del Agua (Abaqua), dependiente de la Conselleria de Medio Ambiente del Govern, publicó el jueves la licitación del proyecto, con un coste de 1,98 millones de euros, IVA incluido.

Noticias relacionadas

Las empresas tienen hasta el 4 de marzo para entregar sus ofertas. A las empresas interesadas en participar en el concurso el organismo autonómico les ha convocado para el próximo 14 de febrero a visitar las instalaciones de la antigua depuradora de Ferreries.

A mediados de marzo se reunirá la Mesa Contratación y se procedará a la apertura de las ofertas económicas. Así las cosas, los trabajos no se adjudicarán hasta el mes de abril o mayo.

Teniendo en cuenta que el plazo estimado para ejecutar el proyecto es de 12 meses, se prevé que para mediados del año que viene se hayan ya eliminado los fangos contaminantes, cifrados en unas 8.700 toneladas. El pago de los dos millones de euros se harán en dos anualidades a cargo de los presupuestos del Govern de este año y de 2020.