Mae de la Concha con Alberto Jarabo, su antecesor en Podemos Balears

18

Desde que a mediados de diciembre defendiera públicamente el plus de residencia de 22.000 euros que cobran los consellers y altos cargos del Govern empadronados fuera de Mallorca, Mae de la Concha se ha aislado en sus obligaciones ejecutivas y elude hablar de la oleada de críticas que, especialmente en su partido, ha levantado ese ‘privilegio’.

No ha habido más comparecencias públicas desde entonces de la consellera balear de Agricultura. En su agenda institucional del portal de transparencia del Govern no figura ninguna cita entre el 21 de diciembre y el 7 de enero. La actividad la reanuda el día 8 y para este miércoles aparece en su agenda una jornada de actividad en Menorca. Se ignora si comparecerá abiertamente ante los medios.

El cargo ejecutivo en el gobierno de Armengol le está sirviendo de refugio para evitar responder al rechazo manifiesto de las bases al cobro del suplemento. Desde su conselleria respondieron a la insistencia de «Es Diari» por obtener respuesta de la consellera que eso era una cuestión del partido. Los responsables de prensa de Podemos arguyeron por su parte algo parecido, que el plus se cobra en calidad de miembro del Govern y, por tanto, ha de responder como consellera.

Lea la noticia completa en la edición impresa del 14 de enero en Kiosko y Más