Imagen de archivo del hospital Mateu Orfila.

12

El Ministerio de Sanidad no permitió que Menorca transitara a la fase 1 de la desescalada el día 4 de mayo junto con Formentera por la elevada ocupación de las camas en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Mateu Orfila. Así lo desvela el informe firmado por la directora general de Salud Pública del Gobierno, Pilar Aparicio, y que el Ministerio ha hecho público. Es en estos documentos en los que se ha basado el Gobierno para acordar el avance en las medidas de alivio del confinamiento en los territorios de las distintas comunidades autónomas. Valora tres parámetros, que son la transmisión, la gravedad y las capacidades de detección y respuesta.

PDF. Informe que deniega el pase de Menorca a la fase 1 el 4 de mayo

Aparicio Azcárraga consideraba el día 2 de mayo que Menorca contaba con «una evolución epidemiológica favorable», no obstante, la ocupación de camas para pacientes críticos por una infección por coronavirus alcanzaba en ese momento el 71,4 por ciento. Ante este porcentaje, la responsable de avalar un cambio de fase ponía sobre la mesa que la UCI de críticos para casos ‘no covid’ estaba al cien por cien de su capacidad, lo que dejaba «poco margen de reserva de la capacidad asistencial en caso de darse una nueva onda epidémica». Este fue el motivo por el que Menorca no llegó a transitar hacia la fase 1 junto con Formentera pese a tener una evolución de la pandemia que hacía presagiar un avance de estadio. Hay que recordar que desde el 25 de abril y hasta el 3 de mayo Menorca sumó nueve días sin nuevos contagios.

Esta presión sobre la UCI del Hospital ha sido una de las circunstancias que ha acompañado la evolución de la epidemia en la Isla, con numerosos días con más pacientes críticos que en planta.

En cambio, en el informe rubricado el día 8 de mayo con el que daba vía libre para la Menorca pasara a la Fase 1 de la desescalada, Aparicio informa que la presión sobre la unidad de críticos ha disminuido al 45 por ciento.

PDF. informe que autoriza el pase de Menorca a la fase 1 el 11 de mayo

Hace a su vez mención a que la totalidad de casos sospechosos fueron evaluados mediante una prueba PCR con «una tasa de positividad del 0 por ciento», es decir, que ninguno dio positivo por coronavirus. Destaca que el mecanismo de coordinación es «sólido» para realizar «un diagnóstico rápido y coordinar la respuesta entre los niveles asistenciales». Y pone en valor el cribado telefónico en Atención Primaria y los circuitos separados para pacientes ‘covid’.