Aunque la reunión no fue muy concurrida, sí resultó provechosa en cuanto a ideas | Gemma Andreu

19

La Asociación de Vecinos del Centro Histórico reclamará al Ayuntamiento de Maó que active el concurse de ideas para el diseño de la Explanada. La iniciativa cuenta con partida asignada, puesto que fue uno de los proyectos elegidos dentro del programa de presupuestos participativos de 2018, presentado precisamente por este mismo colectivo. En concreto se reservaron 29.000 euros.
Desde el colectivo, Roser Román comenta que durante la reunión celebrada el viernes por la tarde con vecinos del centro se remarcó que las restricciones del tráfico rodado en la plaza Explanada que pretende implantar en otoño el Ayuntamiento de Maó deben enmarcarse en una iniciativa más integral y ambiciosa, «tiene sentido si la plaza adquiere entidad, si deja de ser algo residual. Los cambios que se hagan deben ir en consonancia con su diseño». Algo que recaería en el solicitado concurso de ideas.

A pesar de la concurrencia a la reunión fue reducida, Román asegura que el encuentro fue muy provechoso, con muchas ideas «factibles» que se recogerán en una propuesta de ordenación del tráfico que la asociación trasladará al equipo de gobierno municipal en los próximos días. Una de las premisas, comentan desde el colectivo vecinal, es que los vecinos del centro tengan acceso sin dificultades a sus domicilios, «se les tiene que tratar bien». La opción es, y en estos coincide el Consistorio, más restringir el espacio que no una peatonalización absoluta.

La asociación coincide también con el Ayuntamiento de Maó en que hay que reducir el volumen de vehículos que tratar de acceder al centro de la ciudad por la Explanada, para desviarlos a bolsas de aparcamiento más periféricas.

La reforma de la plaza, un anhelo sin materializar de más de una década

La reforma integral de la plaza Explanada, objetivo final de la convocatoria de un concurso de ideas para que arquitectos y otros especialistas emitan sus propuestas, no es algo nuevo. Para nada. En 2010, el equipo de gobierno liderado entonces por el alcalde socialista Vicenç Tur ya expresaba su voluntad de acometer un concurso de ideas para transformar una plaza céntrica cuyo diseño actual no convence.

Pero desde entonces nada se sabe al respecto, más allá de la presencia de la iniciativa en diversos programas electorales, entre ellos de grupos que ahora están en el equipo de gobierno.

Se trata de una actuación ambiciosa, relevante para la ciudad, que en algunos momentos se ha visto paralizada por la esperanza y la pretensión de incorporar al diseño futuro del espacio la zona militar anexa, aunque a la postre las negociaciones con el Ministerio de Defensa nunca han llegado a fructificar.